Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena por la muerte de una mujer al no haber camas en el hospital

El Servicio Madrileño de Salud deberá indemnizar con 68.322 euros a la familia de una mujer de 72 años que falleció en 2004 en el hospital de la Princesa tras un "evidente retraso" en el diagnóstico de la afección cardíaca que padecía. Así lo asegura una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid basándose en un informe del perito judicial que afirma que la mujer tendría que haber ingresado antes en la Unidad de Cuidados Coronarios.

No lo hizo porque, según queda recogido en la historia clínica, y recoge la sentencia -en un caso tramitado por la asociación El Defensor del Paciente-, tuvieron que mantenerla en planta "al no haber disponibilidad de camas en la unidad coronaria". Ese apunte en la historia es del 3 de noviembre. La mujer no ingresó en la unidad hasta el día 6. Todos los peritos, asegura la sentencia, están de acuerdo en que si hubiera estado en la unidad "el infarto que se detectó el día 4 de noviembre se podría haber detectado el día 2".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 2010