Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Inmigrantes en la sanidad pública

Cuando se toca el tema de los inmigrantes en el Estado español, encontramos habitualmente a las huestes de don Pelayo y sus sucesores, el PP, dándoles caña. La última campaña en su guerra, ya hace tiempo iniciada en Cataluña, está basada en que ellos "ocupan demasiado los recursos públicos de la Seguridad Social". Los facultativos y el área de enfermería lo niegan, con datos claros. La patética imagen de su máxima responsable y algunos de sus adjuntos en Cataluña sobre el tema es tan absurda como en otros relacionados con el colectivo.

Puede ser que ellos, o muchos de sus militantes, sean habituales de los ambulatorios u hospitales (o más bien al sector privado, que les atiende más rápido y el cual se pueden pagar), pero seguro que lo primero que deben revisarse es la vista. Un alto porcentaje de inmigrantes en esos centros puede estar acompañando a los nacionales enfermos, sobre todo en los situados en la zona bien de Barcelona, al igual que lo hacen por las calles o parques, colegios, en los domicilios cuidando de ancianos y niños. Que revisen bien los datos del porcentaje de inmigrantes por ciudades y sus distritos, y en los pueblos, cotejándolo con el de asistencia de ellos a las áreas de salud respecto al de los nacionales.

¿Cuántos militantes del PP cuentan en su plantilla familiar con inmigrantes para todo tipo de tareas? ¿Cuántos contratados legalmente?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 2010