Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CLÁSICA | CONCIERTO XV ANIVERSARIO

Mayoría de edad

Impera, en primer lugar, un sentimiento de gratitud desde el espectador y, desde luego, desde este crítico. En 15 años Xavier Güell con la ayuda de Rebeca Largo y Raúl Arbeloa han posibilitado que Madrid, desde una organización privada, tenga una programación contemporánea a la altura del tiempo en que vivimos. Y así los madrileños -los españoles- han tenido acceso a Prometeo, de Luigi Nono; Neither, de Morton Feldman, o a La cerillera, de Helmuth Lachenmann, al lado de ciclos dedicados a Scelsi o Ustvólskaya o a conciertos monográficos en torno a Sciarrino, Harvey, Ligeti, Gubaidulina o Xenakis, sin olvidar a esa generación española de los Camarero, Sánchez-Verdú, Posadas, Mendoza, Sotelo y tantos otros. Con todo ello nos hemos enriquecido musicalmente. Los organizadores han arriesgado lo suyo. Para beneficio de la sociedad y de la cultura.

CONCIERTO XV ANIVERSARIO

Orquesta Nacional de España. Director: Peter Rundel. Con Yukiko Sugawara, Milagros Poblador y Arcángel. Obras de Mauricio Sotelo y Helmut Lachenmann. 15 años de musicadhoy. Con la colaboración de EL PAÍS. Auditorio Nacional, 9 de octubre.

El concierto aniversario ha reunido obras de Lachenmann y Sotelo. Un acierto. La línea Nono-Lachenmann es el foco de inspiración fundamental de Sotelo. A ello une el compositor madrileño la influencia del flamenco, en un intento de integración, o de convivencia, que algunos llaman espectral, aunque les confieso que no sé muy bien por qué. En Arde el alba, estrenada hace año y medio, Sotelo cuenta con una soprano de corte clásico y un cantaor que a ritmo de bulerías o granaínas, pongamos por caso, va imponiendo un discurso melódico lleno de sugerencias en correspondencia con los ecos de la soprano y con la integración de una orquesta llamada a elevar la riqueza conceptual, tímbrica y armónica desde el acompañamiento instrumental. Arcángel está sublime en su cometido y Milagros Poblador no se queda atrás. Lachenmann estaba realmente sorprendido de esta música tan "diferente", en sus propias palabras, a todo lo que se está haciendo en la actualidad por esos mundos.

De Helmuth Lachenmann se estrenó en España Ausklang, una obra de unos 50 minutos, compuesta en 1984-85, alrededor de todas las posibilidades del piano, tanto en la exploración de sus sonoridades más ocultas como en el diálogo de esos sonidos con una orquesta que se multiplica a cada momento en una orgía de fantasía tímbrica realmente deslumbrante. Yukiko Sugawara es una pianista de enorme experiencia en este repertorio y sabe perfectamente lo que se trae entre manos. Ni una indecisión, ni un fallo. La ONE respondió con una entrega y una profesionalidad a la altura de las circunstancias. El concierto fue magnífico y sirvió para ratificar la mayoría de edad de musicadhoy, una organización sencillamente ejemplar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 2010