Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo alega que ninguna firma pidió indemnización por el vial de Carballo

La Xunta oculta datos al Tribunal Superior "para no infringir el Código Penal"

Ni el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ni la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, tienen noticia de que las empresas que optaban a la adjudicación de la autovía de Carballo-Berdoias vayan a presentar reclamación una vez que se ha anulado el concurso. En el caso de que alguna de las tres constructoras de obra pública pidiese una indemnización, Feijóo garantizó que su Gobierno cumplirá con la ley de contratos y resarcirá a los demandantes. Pero subrayó que para reclamar un hipotético perjuicio, las empresas tienen que probar que incurrieron en gastos al presentarse al concurso. "De momento no lo hicieron", anticipó el presidente en la rueda de prensa posterior a su reunión semanal de Gobierno.

El PSdeG tacha de "tomadura de pelo" la versión del cese en Infraestructuras

Feijóo intentó así zanjar las consecuencias que tendrá para la Xunta su renuncia al contrato del citado tramo de la autovía de la Costa da Morte, después de que el PSdeG denunciara un sobrecoste de 395 millones y la tramitación acabara en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). No estaba a tiempo la consellería de declarar desierto el concurso, una vez que las ofertas ya habían sido valoradas y clasificadas, por lo que ha recurrido a una fórmula jurídica que le obliga a compensar a las empresas que optaban. No será la primera vez, ya que en 2009 pagó 4,1 millones de euros para rescindir el contrato de un concurso que Feijóo ya ha anlado dos veces.

La causa judicial en el TSXG se inició por la insistencia de la Xunta en negar a una de las licitantes, Iridium -descartada por una penalización, pese a presentar una oferta mejor valorada y 215 millones de euros más barata-, datos de la propuesta seleccionada, para podr para contrastarlos con los suyos. La consellería de Agustín Hernández rechazó la reclamación por la vía administrativa, negó los datos al TSXG y ayer porfió en su negativa, apelando a su supuesta "confidencialdad". "Esa es la única documentación que no podemos dar, porque de hacerlo, infringiríamos varios artículos del Código Penal", sostuvo en comisión parlamentaria el secretario general de la consellería, José Antonio Fernández Vázquez.

El número dos de Medio Ambiente compareció en el Parlamento para explicar las causas de la reciente destitución de la directora general de Infraestructuras, Isabel Vila. Para el socialista Pablo López Vidal, autor de la inicitiva, el cese está relacionado con su papel como presidenta de la mesa de contratación de la autovía Carballo-Berdoias. Fernández Vázquez lo negó tajantemente, actitud que el diputado del PSdeG tachó de "insulto a la inteligencia de los gallegos". "Toman a los ciudadanos por tontos", acusó al secretario general.

José Antonio Fernández Vázquez abundó: "No hay mes que no quiera marcharme por lo estresante del trabajo, y si lo hiciese por motivos personales me dolería mucho tener que dar explicaciones". A continuación, el cargo de la consellería que dirige Hernández replicó a López Vidal que durante el bipartito dejaron su puesto 30 altos cargos. "Entonces hay que pensar que aquello era una jaula de grillos", manifestó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2010