Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La situación preelectoral en Cataluña

Los catalanes se sienten poco queridos

Los encuestados creen que el desapego es mayor de España hacia Cataluña

El presidente de la Generalitat, José Montilla, lleva meses alertando del desapego de los catalanes hacia España y del crecimiento del independentismo a raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de autonomía. El sondeo de Metroscopia matiza estas posiciones y revela que los catalanes aseguran querer a España más de lo que ésta les quiere a ellos. Solo cuatro de cada diez catalanes (38%) creen que realmente existe en Cataluña un sentimiento amplio de desafecto respecto del resto de España. Solo en el caso de los votantes de Esquerra Republicana las opiniones a este respecto se dividen. Al mismo tiempo, casi seis de cada diez catalanes (56%) creen, en cambio, que en el resto de España sí existe este amplio sentimiento de desafecto respecto de Cataluña.

El sentimiento independentista es elevado, pero se mantiene en cotas similares a otros momentos. Así, el 54% de los catalanes prefiere que Cataluña siga siendo una comunidad autónoma como la actual o con competencias más amplias. La tercera opción preferida es la de un Estado dentro de una España federal. Un 17% opta por la independencia. Si bien esta opción es mayoritaria entre el electorado de ERC, un 19% de los votantes de CiU también la escoge como la más idónea para Cataluña.

Más consenso que la independencia consigue la posibilidad de obtener un concierto económico para Cataluña similar al que ya existe en Navarra o País Vasco. Tres de cada cuatro catalanes piden esta fórmula para que la Generalitat recaude todos los impuestos. El 93% de los votantes de ERC es partidario del concierto, como también lo es el 86% de los de Convergència i Unió, el 85% de los de ICV y el 79% de los del PSC. Solo entre los votantes del PP las opiniones se dividen, con predominio de los opuestos al concierto (46% frente a 38%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de septiembre de 2010