Fomento avisa que el impago de la luz de la M-40 traerá consecuencias

La decisión del Ayuntamiento de Madrid de desentenderse de la factura del consumo y conservación del alumbrado de la M-40 no ha sentado nada bien en el Ministerio de Fomento. Están enfadados y advierten de que si, finalmente, la capital cumple su amenaza, lo tendrán muy en cuenta a la hora de establecer nuevos acuerdos económicos con el gobierno municipal.

Lo que más ha molestado en el Ministerio es que el Ayuntamiento haya decidido "unilateralmente" no pagar los 1,3 millones de euros anuales que cuesta mantener el alumbrado de la M-40, pero invita al Consistorio a negociar. "Podemos hablar de tramos, de horas de luz, de eficiencia energética... Pero es inadmisible que aplique un ahorro de forma tan drástica en un servicio que está estrechamente relacionado con la seguridad vial", apuntó el portavoz del grupo socialista en la Comisión de Fomento, Rafael Simancas, que aseguró que el Ministerio pagará, de momento, la factura para evitar el corte de suministro.

En el Ayuntamiento, también molestos porque Fomento no haya respondido a su advertencia hasta dos meses después, mantienen el pulso al Ministerio. La única negociación en la que van a participar es en la que tenga como resultado "el traspaso de responsabilidades".

Fomento amenaza

"Hace dos meses que comunicamos la decisión y nadie ha llamado hasta que han transcurrido los 15 días del plazo que dábamos para comunicar a las compañías suministradoras que dejaríamos de pagar. Ahora lo único que contemplamos es acordar un plazo corto, hablo de meses, que permita la transición de responsabilidades", declaró el concejal de Hacienda, Juan Bravo.

Ante la posibilidad de que el Ayuntamiento cumpla su desafío, Simancas amenazó con que habrá consecuencias: "Aunque salvando el interés de los ciudadanos, tendremos muy en cuenta la actitud del Ayuntamiento a la hora de establecer con él nuevos acuerdos económicos. Y si se actúa de esta manera tan irresponsable entiendo que el Gobierno también tomará buena nota...".

La polémica por el pago del alumbrado de la M-40 comenzó cuando la concejal de Obras y Espacios Públicos, Paz González, envió una carta el pasado 14 de julio al Ministerio de Fomento. La edil comunicaba en su escrito que, aunque el Ayuntamiento está obligado por un convenio de 1990 a asumir el coste del alumbrado de la M-40, dejaría de pagar el 1 de septiembre. Fomento, que solo paga la luz del tramo del túnel del Pardo y el de Pozuelo de Alarcón, respondió dos meses después que la decisión debía negociarse. Pero el gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón, con una deuda de 1.174 millones de euros, ha encontrado en liberarse de competencias impropias la fórmula para aliviar su asfixia económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50