Las directrices territoriales obvian la nueva Red Natura

Las Directrices de Ordenación Territorial (DOT) son para la Xunta el documento de planificación más importante aprobado nunca en Galicia. Y la ampliación de la Red Natura, un compromiso firme asumido por el presidente Feijóo en el Parlamento en el debate del estado de la Autonomía. Y sin embargo, en las DOT no hay rastro de la ampliación de la Red Natura, una iniciativa a la que está obligada la Xunta por imperativo de la Unión Europea.

Para la Federación Ecoloxista Galega (FEG), no se trata de un despiste. "Esto beneficia a los intereses del sector eólico, minicentrales, canteras, piscifactorías y promotoras urbanísticas, que así ganan tiempo para desplegar toda su capacidad de ejecución con las menores pegas de ordenación posible", sostiene Alexandre Cendón, de la FEG.

La Xunta no ha dado un solo paso en 15 meses para la anunciada ampliación de la Red Natura 2000, lo que deja a Galicia como la segunda comunidad con menor superficie protegida, con un 11,7% del territorio, frente al 27% estatal.La Federación Ecoloxista Galega anunció la presentación de una alegación a las directrices, que tendrá como principal argumento la exclusión de la ampliación de la Red Natura. La decisión de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, que dirige Agustín Hernández, se adoptó pese a contar con una propuesta presentada en 2007 por el anterior Gobierno bipartito, un documento que alcanzó "estado administrativo" y fue financiado con fondos públicos, recuerda la FEG.

Con el bloqueo de la Red Natura, muchos espacios naturales gallegos permanecerán en lo que los ecologistas califican de "limbo administrativo", al quedar de momento despojados de protección ambiental. Entre las actuaciones que podrían beneficiarse de la decisión de Hernández se encuentran el nuevo reparto eólico, la autorización de aerogeneradores en la Serra do Suido o las 31 minicentrales que paralizó el bipartito.

La decisión de Medio Ambiente de no contar con la propuesta del bipartito contrasta con la inclusión en las DOT, en exposición pública desde hace dos meses, de documentos de menor rango, como normativas, catálogos e inventarios, algunos propuestos por ONG. "En cambio, las directrices no mencionan los propios de la Xunta, tal y como el documento presentado de ampliación [de la Red Natura] y otro interno, como el mapa de corredores ecológicos de Galicia", denuncia Cendón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de agosto de 2010.