El sector juzga escasos los 500 millones para obra pública

Empresarios y sindicatos de la construcción coinciden en que el pequeño impulso a la inversión en obras públicas anunciado el miércoles por la vicepresidenta Elena Salgado y el ministro José Blanco es claramente insuficiente. El Gobierno reducirá el plan de ajuste de infraestructuras -cuantificado en principio en 6.400 millones para este año y el próximo- con una inyección extra ligeramente superior a 500 millones en los Presupuestos de 2011.

El presidente de la Asociación Nacional de Constructores Independientes (Anci), Jaime Lamo de Espinosa, considera que la cifra aconsejable para poner en marcha obras paralizadas estaría entre 2.000 y 2.500 millones.

Lamo de Espinosa aseguró a Europa Press que el Gobierno debería rectificar el "grave" recorte inicial anunciado en mayo con un ajuste del gasto no productivo, que permita aumentar el productivo y con una subida de impuestos sobre el tabaco y los hidrocarburos que aporte 5.000 o 6.000 millones. La subida "nunca debería afectar a las rentas del trabajo", concluyó. El presidente de Anci calcula que los 500 millones extra pueden salvar 7.000 empleos de los 125.000 que se iban a perder.

Más impuestos

Un poco más optimista es Comisiones Obreras. Este sindicato sube hasta 8.000 los puestos que se pueden recuperar de los 115.000 que, según sus cálculos, se iban a perder en los dos próximos años si se hubiese aprobado el recorte inicial.

UGT, por su parte, tilda de positivo el anuncio de Salgado y Blanco, aunque se trate de "un parche que apenas se va a dejar sentir en el empleo". El sindicato reclama que la reducción del déficit se haga con más impuestos y no reduciendo el gasto y la inversión.

Además, todos los grupos parlamentarios de la oposición han reclamado la comparecencia urgente de Blanco y Salgado en el Congreso. Piden que informen este mes de la distribución del recorte de las obras públicas y de la recuperación de proyectos.

Inicialmente solicitaron la comparecencia los grupos parlamentarios de ERC-IU-ICV y Mixto, pero después la reclamó el PP y finalmente también lo han hecho las dos grandes formaciones nacionalistas, CiU y PNV. El PSOE se ha quedado solo y se da por hecho que el ministro comparecerá este mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50