Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una academia católica despide al teólogo alemán que se declaró gay

El teólogo alemán David Berger, de 42 años, cometió un error: pensó que la verdad sería más fuerte que los dogmas y en abril hizo pública su homosexualidad. Su gesto le está costando la carrera. La academia pontificia de Santo Tomás de Aquino lo ha despedido a causa de su condición sexual, según ha informado el diario Frankfuhrter Rundschau. El tabú de la homosexualidad en la Iglesia queda, así, intacto.

La posición de Berger "acerca de algunos puntos de la enseñanza de la Iglesia" hacen imposible su permanencia en la academia, según argumenta en la carta de despido el director de la institución y miembro del Opus Dei, Lluis Clavell.

En medio del escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia y después de que el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, insinuara una conexión entre pederastas y homosexuales, Berger, profesor de la academia desde 2003, escribió un artículo en Frankfuhrter Rundschau, con el título No puedo callar más. En el texto, publicado el 22 de abril, el teólogo -que se define como ultraconservador- hizo publica su homosexualidad, al tiempo acusaba a la Iglesia de "intolerancia hipócrita".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 2010