Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fortuna fuera de los focos

Demetrio Carceller Arce siente urticaria hacia los flashes. La rueda de prensa que da cada año antes de la junta de accionistas el grupo cervecero que preside, Damm, transcurre sin fotos. Carceller siempre ha intentado evitar que su rostro aparezca en los medios de comunicación, pese a que la compañía cotiza en Bolsa y que se sienta en los consejos de administración de varias empresas del parqué.

La historia de la fortuna familiar, hoy una de las mayores de España, viene de antiguo. Carceller Arce es hijo de Demetrio Carceller Coll -que fue hasta finales de los ochenta presidente del Banco Comercial Transatlántico (Bancotrans) y socio del Deutsche Bank- y nieto Demetrio Carceller Segura, ministro durante los primeros años del régimen franquista (1940-1945). Político falangista, de origen turolense, que comenzó como empresario textil de Terrassa. "Es uno de tantos que hicieron fortuna aprovechando el franquismo", explica el historiador Josep Fontana.

Los negocios de la familia se han extendido desde los años treinta hasta la actualidad por el sector del petróleo con el grupo DISA, la banca (hasta que vendió el 11% de Bancotrans al Deutsche Bank a finales de los ochenta) o la energía (tuvo participaciones en Sevillana de Electricidad, vinculada a Endesa), entre otros. Ayer, fuentes cercanas a las empresas de la familia recalcaron que la investigación de la Audiencia Nacional "no tiene por objeto a DISA", ni a su presidente, Demetrio hijo, y que no opinan sobre otras personas. El caso se centra en el padre, el ya octogenario Carceller Coll.

El hijo, hoy presidente de DISA y de Damm, es también consejero de la constructora Sacyr, de Ebro Foods y el grupo CLH (de las que tiene participaciones a través de DISA) y de Gas Natural.

Pese al perfil bajo, el presidente de Damm ha demostrado un feroz apetito inversor: protagonizó en 2004, junto a Juan Abelló y Sacyr (de la que ya era accionista), la intentona por comprar una participación relevante en el BBVA y entrar en el Consejo. La cervecera Damm ha crecido y se ha convertido en un grupo. Además, se ha convertido en el segundo accionista de Ebro Foods, única alimentaria del Ibex 35, y espera pasar del 8,8% al 10% del capital. En la trifulca entre Sacyr y el presidente de Repsol, Antoni Brufau, el nombre de Carceller corrió entre los voceros como posible relevo de Brufau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2010