Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Estatuto ya tiene sentencia

PSOE y PSC solo encuentran un punto en común: sus ataques al PP

Ferraz confía en recuperar la sintonía tras la manifestación de Cataluña

De momento, el PSOE y el PSC han encontrado en el ataque al PP su único punto de enlace tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. "La sentencia supone un fracaso rotundo de la estrategia del PP", proclama el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso. "Salva la esencia del Estatuto, al ratificar el 95% de su contenido, que es lo que el PP quería destruir", acusa la responsable internacional de los socialistas, Elena Valenciano. "Es una goleada al PP", opinó el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. "Recuerdo a Mariano Rajoy por las plazas y los pueblos diciendo que España se rompía, y con esta sentencia me siento muy respaldado, yo y mi grupo parlamentario, que lo sufrió", dijo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, portavoz parlamentario cuando el PP emprendió la campaña contra el Estatuto.

El partido entiende que Montilla quiere liderar la respuesta en su comunidad

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco; la secretaria de Organización, Leire Pajín, y todo socialista que tiene ocasión lanza diatribas contra el PP. Y obvian, sin embargo, las llamadas a la movilización del PSC y sus emplazamientos al Gobierno central para que reconduzca la sentencia de Constitucional con "acuerdos políticos". Solo Alfonso Guerra opinó en público sobre la reacción en Cataluña. Se mostró extrañado porque el presidente catalán, José Montilla, "pida que los ciudadanos se manifiesten en sublevación contra la sentencia" mientras asegura que "ha salvado el 95% del texto". "No entiendo nada. Seguramente están obligados a hacer ruido ahora, pero tendrán que acatarla", añadió.

Por ahora, el PSOE va a tratar de mirar a otro lado cuando sus compañeros del PSC pongan en marcha su batería de respuestas para "llegar por otros caminos" al mismo lugar que preveían "todos los artículos" del Estatuto. En este punto de salvar los artículos declarados inconstitucionales, el PSOE se siente incómodo y pedirá a sus compañeros tiempo para analizar la sentencia.

"Comprendemos que el PSC tiene que tratar de liderar la respuesta a la sentencia y en ese camino son esperables salidas de tono", señalan fuentes de la dirección. Esta comprensión se basa en que la sentencia es el punto de partida de la campaña electoral catalana. No obstante, estos interlocutores recuerdan que el PSOE y el PSC hicieron "juntos el camino del Estatuto y hay que intentar mantenerse unidos". El fallo llega en un buen momento de relación de los presidentes de España y Cataluña. La relación es "franca" entre las cúpulas de ambos partidos. Las citas discretas, frecuentes y sin publicidad tenían que servir para que la discrepancia no sea excesiva, aunque Montilla reconoció ayer haberse sentido "poco acompañado" por el PSOE. Esas reuniones, encabezadas por Blanco, Pajín, Antonio Hernando y Gaspar Zarrías, por el PSOE, y José Zaragoza, Miquel Iceta y Dani Fernández, por el PSC, tienen como objetivo "minimizar los efectos de la sentencia", afirman en la ejecutiva del PSOE.

El PSC comprende que el PSOE se esfuerza en no ponerle las cosas difíciles cuando en Cataluña, el resto de partidos, salvo el PP, está ya preparando la movilización del 10 de julio. "El PSOE no ha recurrido el Estatuto, fue el PP", precisan fuentes del PSC para librar de "culpa" a su partido hermano. Unos y otros saben que hasta después de esa manifestación en la que saldrá el ambiente "reivindicativo, soberanista e incluso independentista", no se reconducirá la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010