Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Un impulso hacia nuevos patrones productivos

En estas semanas el Gobierno está encauzando tres reformas muy importantes que necesita nuestra economía: la reforma laboral, la reforma del mercado de servicios bancarios y la estabilidad presupuestaria, tanto a corto (Programa de Estabilidad) como a largo plazo (propuestas sobre pensiones en el Pacto de Toledo). Son reformas que se unen al proceso de estabilización que se está produciendo en otros aspectos de nuestra economía, como el mercado de vivienda y el fomento de la actividad de alquiler.

A estas se debe unir el Proyecto de Ley de Economía Sostenible (LES), que el Gobierno ha presentado al Parlamento en el mes de marzo. El proyecto busca sentar las bases para que, una vez iniciada la recuperación económica, nuestras empresas y trabajadores puedan orientar sus esfuerzos hacia actividades más productivas.

La ley puede rebajar el coste de crear empresas y subir el PIB anual un 0,07%

El proyecto de ley se articula alrededor de tres grandes ejes: en primer lugar, la mejora del entorno económico a través de la modernización de la regulación y contratación pública. En segundo lugar, la mejora de la competitividad de las empresas a través de la reducción de cargas administrativas y la potenciación de aspectos base de la actividad económica, como la innovación, la formación, el apoyo a la internacionalización o la mayor disciplina de las actuaciones de las Administraciones públicas. Y, en tercer lugar, la apuesta por la sostenibilidad medioambiental a través principalmente de la mejora de los mecanismos de gestión, planificación y regulación de sectores con fuerte impacto ambiental, como el energético y el transporte.

Con relación a la reducción de cargas a las empresas, quizás los ejemplos más ilustrativos son la reducción de los plazos para la constitución de empresas, que en más de un 90% de las sociedades de responsabilidad limitada pasará a ser de menos de cinco días, y la eliminación de la obligatoriedad de licencias municipales de apertura para actividades inocuas. El Ministerio de Economía y Hacienda ha estimado que estas medidas pueden reducir el coste fijo de creación de empresas en un 54% y, como consecuencia, incrementar el PIB anual en un 0,07%.

Para finalizar, destaco algunas de las medidas del proyecto de ley orientadas a la mejora de la competitividad de nuestros recursos. En materia de educación se fomenta, en particular, la integración de la Formación Profesional tanto dentro del conjunto del sistema educativo (favoreciendo "pasarelas" más fluidas entre FP, Bachillerato y Universidad), como con el mercado de trabajo (favoreciendo la integración con la Formación para el Empleo). En materia de investigación, el proyecto regula e introduce incentivos para la colaboración entre el sector privado y el sector público. En materia de internacionalización, el proyecto de ley amplía el concepto de internacionalización más allá de la exportación directa de bienes y servicios, con el fin de reforzar, en aquellos países prioritarios, el apoyo a nuestras empresas en el exterior.

El proyecto de ley no agotará las iniciativas de reforma estructural del Gobierno. La LES forma parte de un programa más amplio de iniciativas, normativas y programas de actuación, la Estrategia para la Economía Sostenible, que se desarrollará a lo largo de la legislatura y cuyo fin último es favorecer que, gradualmente, un porcentaje mayor de nuestra economía se una al conjunto de empresas que ya son líderes internacionales en sus mercados.

José Manuel Campa es secretario de Estado de Economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de junio de 2010