Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 4 años para la presidenta de la Fundación Puigvert

La fiscalía de Barcelona solicita cuatro años de cárcel por un supuesto delito de estafa para la presidenta de la Fundación Puigvert de Barcelona, Esperança Martí, a la que acusa de embolsarse 356.099 euros con facturas injustificadas giradas al Departamento de Salud de la Generalitat. En el escrito de acusación, del que ayer informó el semanario El Triangle, el fiscal incluye también al director del servicio de radiología de la fundación, Fernando Izquierdo, y la directora del área de servicios básicos, Helena Isábal, para los que solicita también sendas penas de cuatro años de prisión y una multa de 3.606 euros, además de indemnizar al Servicio Catalán de la Salud con la cantidad supuestamente defraudada.

Esperança Martí está acusada de estafar 356.000 euros a Salud

Según la fiscalía, entre 2003 y 2004, los tres acusados facturaron indebidamente a la Generalitat 237 supuestas litotricias por un precio de 1.502,23 euros cada una, "por lo que se embolsaron 356.099 euros que pasaron a engrosar su patrimonio". La fiscalía relata: "estas supuestas e inútiles litotricias" se diagnosticaron de manera innecesaria a pacientes que ya habían expulsado el cálculo urinario -lo que vulgarmente se denominan piedras en el riñón-. Para que la litotricia fuera inocua se le administraba a los pacientes muchos menos disparos de ondas de choque extracorpóreas de los habituales, con una potencia muy inferior y durante un tiempo insuficiente para destruir el cálculo.

Anna Puigvert, nieta del doctor Antoni Puigvert, expresó ayer su satisfacción por el escrito del fiscal. "Llevamos cinco años denunciando estas irregularidades. Lo que no entendemos es la pasividad que han mostrado desde 2005 el Departamento de Salud de la Generalitat y el de Justicia -del que depende la fundación-, porque desde el primer día conocen las irregularidades", dijo. Por su parte, el director general de la fundación, Martí Masferrer, defendió la actuación de los acusados. "Todo el proceso ha sido limpio y la propia Generalitat ya lo dio por cerrado en su día", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2010