Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Más en la acción que en la explicación"

"Se dice que el Gobierno no comunica lo suficiente la política que hace. El Gobierno ha estado estos seis meses más en la acción que en la explicación. La explicación es más sólida cuando la acción ya está realizada", señala Zapatero, según su entorno. El presidente reconoce, de este modo, las críticas dirigidas a él y a su Gobierno, incluso desde su propio partido, a la insuficiente comunicación de su política frente a la crisis y se compromete a una explicación completa del proceso de reformas cuando puedan percibirse sus resultados, en el otoño. Zapatero sostiene que las reformas estructurales no son una improvisación o una obligación impuesta por la Unión Europea en la última oleada de la crisis, sino que ya las anunció en el Congreso el 2 de diciembre de 2009. Allí fijó sus hitos: la Ley de Economía Sostenible; el paquete de Zurbano; la reducción del déficit; la reforma laboral; la del sistema financiero y la de las pensiones. De esta hoja de ruta, según su entorno, sólo se ha alterado la reducción del déficit. "Lo que estaba previsto hacer en un plazo de tiempo más largo y de manera moderada, ha habido que hacerlo en un plazo menor y de modo más drástico por las tensiones en los mercados".

La decisión de numerosos Gobiernos europeos, la mayoría conservadores, de recortar gastos sociales para reducir el déficit, pone en evidencia, a su juicio, la política de oposición del PP. "El PP no solo no ha presentado propuestas sino que cuando se han tomado medidas, que comparten los Gobiernos conservadores se ha opuesto mostrando su interés por llegar a La Moncloa a cualquier precio.

Si las reformas calan, va a quedar clara la nula colaboración del PP ante la crisis", sostienen en La Moncloa. Zapatero cree muy útil el papel de Felipe González y su apoyo a las actuales medidas del Gobierno. En La Moncloa saben que las críticas a la política de Zapatero ante la crisis ha tenido en veteranos del PSOE algunos de sus focos.

El homenaje a Pablo Iglesias, el jueves, cerró esas heridas, con la llamada de González a la unidad socialista ante los ataques del PP. Zapatero no está por introducir cambios ahora en el Gobierno: "No quiero distraerme ni distraer". Pero su entorno no se pronuncia sobre lo que pasará al finalizar las reformas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de junio de 2010