Las consecuencias del ajuste económico

Las autonomías del PP rebajan pese al desplome de ingresos

"Hay comunidades que creen que lo mejor es pagar más impuestos. Nosotros creemos que lo que hay que hacer es rebajar los impuestos a las rentas bajas". Con esta frase, Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia y uno de los más destacados barones del PP -citado siempre como el dirigente de su generación con más futuro en el partido- ejercía el jueves como jefe de la oposición autonómica al PSOE. Mientras las comunidades socialistas suben impuestos a las rentas altas que pagan IRPF -no todas, porque Aragón y Castilla-La Mancha han anunciado que de momento no piensan subirlos-, las del PP llevan meses anunciando pequeñas bajadas y ni siquiera el desplome de la recaudación y sus importantes deudas les han forzado a cambiar de idea.

Más información
Rajoy obvia la ola europea y promete que nadie del PP subirá impuestos

De hecho, cuatro de ellas, Madrid, La Rioja, la Comunidad Valenciana y Murcia rebajaron a partir de 2007 los tipos en el tramo autonómico. Sin embargo, no siempre se cumplen las promesas de rebajas. Núñez Feijóo prometió en marzo de 2009 bajar los impuestos a las clases medias. Su propuesta era muy concreta: se trataba de bajar el tramo autonómico del IRPF a todos aquellos sueldos con una base liquidable inferior a 53.407 euros. La bajada serviría para beneficiar a más de 600.000 familias y sería progresiva. Tendría un coste de 100 millones que Feijóo contaba compensar con un plan de austeridad y ahorro.

Todas esas promesas siguen en el cajón, con la excusa de unos supuestos agujeros contables heredados del bipartito. Lo que sí anunció el jueves es una reducción del 25% del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (cuya recaudación se ha desplomado en todas las autonomías) para la adquisición de nuevas viviendas y un 33% cuando se trate de una primera compra para la vivienda habitual.

Evitar las subidas

Son recortes muy similares a otros planteados ya antes por Madrid y la Comunidad Valenciana. Tanto que el consejero de Economía madrileño, Antonio Beteta, augura que muchas personas de otras autonomías trasladarán a Madrid su beneficio desde las comunidades gobernadas por el PSOE para evitar la subida de impuestos y eso provocará que Madrid recaude más.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aguirre, en línea con Francisco Camps, que lo hizo ya en 2009, ha incrementado en un 10% los mínimos por descendientes aplicables en el IRPF para el tercer hijo y siguientes. Además, ha instaurado una nueva deducción de hasta 1.000 euros para los menores de 35 años que abran su propio negocio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS