Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tripartito negocia subir hasta cuatro puntos el IRPF a las rentas más altas

El proyecto prevé aumentar el impuesto en dos tramos y podría cerrarse hoy

Los tres socios del tripartito dedicaron el día de ayer a negociar cómo se concreta al final la subida del IRPF a las rentas más altas. El Partit dels Socialistes (PSC), Iniciativa per Catalunya (ICV) y ahora también Esquerra Republicana (ERC) mantuvieron varias reuniones para perfilar el impuesto. Las conversaciones continuarán a primera hora de la mañana de hoy y, en principio, el acuerdo recogerá una subida del IRPF en el tramo autonómico que oscilará, según los casos, entre dos y cuatro puntos porcentuales.

Ninguna de las partes dio por acabada la negociación, aunque todo apunta a que se cerrará antes de la reunión del Gobierno de hoy. Los ecosocialistas son partidarios de aumentar dos puntos el tramo autonómico del IRPF para quienes perciben al año más de 100.000 euros, mientras que el PSC quería elevar el tope a 150.000. En la actualidad, las rentas superiores a 50.000 euros tienen un tipo del 43% del IRPF, la mitad de esta proporción (21,5%) se la queda el Estado central y la otra, la Generalitat. Al final, todo apunta a que el acuerdo tendrá las dos patas: el tramo autonómico pasará del 21,5 % al 23,%5 para quienes cobran entre 110.000 y 120.000 euros y al 25,5% para los que ganan entre 160.000 y 180.000. Joan Ridao, secretario general de ERC, explicó que su objetivo es que los que ingresan entre 100.000 y 110.000 euros pasen del 43% total al 46% o 47%.

El desenlace de este último culebrón del tripartito se conocerá hoy cuando concluya la reunión del Gobierno catalán, que aprobará un nuevo paquete de medidas complementario al plan de ajuste del sábado. ICV reiteró ayer que es condición imprescindible para votar a favor que se anuncie hoy el acuerdo del IRPF tras el Consell Executiu. Hoy comparecerán Antoni Castells, consejero de Economía, y Joaquim Nadal, titular de Política Territorial, para detallar las medidas de ajuste.

Tras el pulso mantenido el fin de semana, Castells lamentó en la Ejecutiva del PSC la actitud de los ecosocialistas. El PSC, de hecho, jugó ayer con la ambigüedad amparando a su consejero. Pero Miquel Iceta, portavoz del PSC, espetó a un periodista: "El impuesto solo afectará a muy pocos; sólo a los que ingresan mucho más que usted y yo juntos". Joan Herrera, secretario general de ICV, mostró por la mañana su confianza en llegar a un acuerdo y dio la razón al presidente de la Generalitat, José Montilla, de que un pacto de este estilo no se improvisa en dos días. "Pero el acuerdo político puede llegar ya", dijo en alusión a que espera que la reforma fiscal se anuncie hoy y se traduzca en un proyecto de ley antes del 28 de junio, cuando expira el plazo para convalidar el decreto.

ERC se mostró también segura de que hoy se firmará la modificación fiscal. "El objetivo de esta reforma es que la crisis no descanse solo en los más débiles, sino también sobre en las rentas más altas", afirmó Ridao. Tanto ICV como ERC lamentaron la actitud de CiU por respaldar indirectamente con su abstención el plan de ajuste del presidente Zapatero y, por el contrario, rechazar el del tripartito. "Es de juzgado de guardia", afirmó Herrera, que recomendó a CiU y al PP el uso de "bifocales de sensibilidad social" por oponerse a la subida del IRPF. Artur Mas, presidente de CiU, dijo el domingo que no apoyaría un decreto que castiga a las "clases medias y populares" al comprar un piso, constituir una hipoteca o crear una empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010