Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Feria de San Isidro | 20º festejo | La lidia

Juan José Padilla: "Pido perdón a la afición"

El diestro reaparece en Las Ventas cuatro años después de provocar al público

El 1 de junio de 2006, la plaza de Las Ventas guardó un minuto de silencio en recuerdo de Rocío Jurado. También Juan José Padilla se sumó al homenaje brindando su toro a la memoria de la cantante. Aquella corrida de Adolfo Martín fue difícil y correosa. La afición comenzó a exigirle al diestro una mejor colocación. Padilla, entre las emociones encontradas y las peticiones del respetable, perdió los nervios y envió besos al tendido 7. Su reaparición en Las Ventas, cuatro años después, no está exenta de nervios ni morbo. "Pido perdón a la afición, sin miedo. Me disculpo si ofendí a alguien", se excusa el torero. "Si todavía alguno está en contra, trataré de convencerlo con mi toreo y entrega".

Durante este tiempo, ha mantenido su línea: plazas de primera categoría y ganaderías de espanto. Esta temporada no es la excepción: Sevilla, Bilbao, Nimes, Zaragoza y Arlés con victorinos, miuras y demás hierros de leyenda. El matador jerezano ha profundizado en su amistad con Morante de la Puebla, con el que comparte tentaderos con frecuencia.

Sin embargo, apenas torean juntos en plazas. "No solemos encajar en los mismos carteles", dice Padilla, que valora mucho el toreo artístico de su amigo. "Es muy puro, muy entregado, con un valor desmedido para hacer lo que sueña. Admiro su estética". En Jerez, Padilla triunfó con una corrida de Gavira, una excepción frente a los toros descarados de pitones que suele lidiar.

En Madrid se las verá con los descomunales pitones que lucen los de Samuel Flores, pero Padilla acude confiado: "Mientras los toros se comporten como suelen, la presencia no es lo que más me preocupa. A lo largo de la historia de la ganadería son muchos los que han triunfado con ella".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 2010