Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se "vuelca" en el acuerdo para la reforma laboral

Aunque la mayor parte de su discurso el presidente lo dedicó a explicar las medidas de ajuste y su actuación desde que empezó la crisis, el final lo dedicó al aspecto más lacerante de la misma: el paro. Para aliviarlo le parece imprescindible una reforma laboral "moderna, flexible, con seguridad para los trabajadores", y esa es "la gran tarea" de las próximas semanas.

En principio, el acuerdo debería producirse en los próximos días. De no ser así, el Consejo de Ministros tomaría la decisión. Ahora bien, el presidente evitó ayer cualquier palabra que sonara a amenaza o ultimátum. "Deseo hacer esa reforma con el acuerdo, y si los sindicatos y los empresarios tienen voluntad, habrá acuerdo".

Eso sí, no obvió el hecho de que está convocada una huelga de funcionarios para el próximo 8 de junio y que la relación con los sindicatos se ha enturbiado notablemente desde el anuncio de los recortes. Todo el PSOE es consciente de esa situación y por eso el auditorio aplaudió la voluntad de Zapatero de llevar a cabo una reforma laboral pactada y no ejecutarla unilateralmente.

Pero ayer, los dirigentes, alcaldes y militantes socialistas quisieron reconfortar a su líder en todo momento. Se trataba de reivindicar el Plan E del Ejecutivo, con cuyos fondos (13.000 millones para dos años) los Ayuntamientos han financiado obras.

"Echarle valor"

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, definió así lo ocurrido: "Zapatero le ha echado valor durante toda esta crisis, también con el Plan E, y la derecha cogió el dinero, lo gastó y después lo criticó". También otros alcaldes subieron a la tribuna para defenderlo en un acto en el que se dieron 10 premios a otros tantos regidores por obras de especial interés realizadas con esos fondos. Los socialistas reprochan al PP que utilice el Plan E como prueba del "despilfarro" que ha obligado al actual recorte del déficit.

Lejos de arrugarse por estas críticas, los alcaldes socialistas organizaron -bajo la coordinación del responsable municipal del PSOE, Antonio Hernando- una exposición sobre obras singulares o de especial interés realizadas con el Plan E.

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, fue uno de los intervinientes más aplaudidos, y recibió un clamoroso reconocimiento la labor del portavoz de los socialistas en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, en su trabajo de oposición contra Camps por el caso Gürtel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 2010