Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Brasil, el nuevo líder global

Políticos, empresarios y sindicalistas arropan a Lula

"Brasil se ha convertido en un país previsible y eso es el primer factor de desarrollo que existe". Mientras Felipe González piropeaba a Lula da Silva y este reclamaba el apoyo de inversiones españolas para consolidar su país como potencia económica, los asistentes a la jornada organizada por EL PAÍS y Valor Económico, con el patrocinio de Telefónica, Iberdrola, Bradesco y Banco do Brasil, asentían con la cabeza.

Existía mucho interés por acercarse a Lula da Silva, que junto a una representación de altos cargos (Guido Mantega, Franklin Martins, Paulo César de Oliveira...), de bancos (Luciano Coutinho, Ivan Souza, Luiz Trabuco) o de Valor (Nicolino Spina y Vera Brandimarte), recibieron a empresarios, políticos y sindicalistas. Los secretarios generales de los sindicatos UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, hicieron un alto en su agenda para dar un saludo al ex sindicalista Lula da Silva que compartieron con el ministro de Fomento, José Blanco, la titular de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

Cerca de ellos, los ex ministros Javier Gómez-Navarro (presidente del Consejo Superior de Cámaras), Javier Solana (ex alto representante para la política exterior de la UE), Carlos Solchaga y Javier Sáenz de Cosculluela compartían confidencias con el presidente de PRISA, Ignacio Polanco; el consejero delegado, Juan Luis Cebrián, y los consejeros Francisco Pérez, Manuel Polanco, Matías Cortés, José Terceiro y Emiliano Martínez.

Allí acudió Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, junto a una parte de su equipo directivo (Fernando Becker, Joaquim Pina Moura, José Luis San Pedro...) y una representación nutrida de Telefónica encabezada por Julio Linares, José María Álvarez Pallete e Iñaki Urdangarín toda vez que su presidente, César Alierta, no pudo acudir. Telefónica e Iberdrola son dos ejemplos de empresas que se han volcado en Brasil como lo son el Banco Santander, que tuvo a José Juan Ruiz, director adjunto de la entidad, y Mapfre, primera aseguradora del país, presidida por José Manuel Martínez, allí presentes.

También estuvieron los constructores Luis del Rivero, presidente de Sacyr; José Manuel Entrecanales, de Acciona, y Juan Miguel Villar Mir, de OHL. Antonio Vázquez, de Iberia, y Pablo Isla, vicepresidente de Inditex, compartían coloquio al lado de Luis Arconada y el presidente de Renfe, Teófilo Serrano. Fernando Ruiz (Deloitte) se cruzaba con Petra Mateos y los principales despachos de abogados: Luis de Carlos (Uría y Menéndez), Antonio Garrigues (Garrigues) y Jaime Llopis (Cuatrecases).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de mayo de 2010