Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Feria de San Isidro | 11º festejo

El compromiso de Perera

Miguel Ángel Perera (Puebla del Prior, Badajoz, 1983) hace hoy su primer paseíllo en este ciclo isidril con un muy serio compromiso: reverdecer su condición de primerísima figura del toreo actual tras su paso anodino por la feria de Sevilla, adonde llegó como una de las cabeceras de cartel y salió con un rictus de tristeza en el semblante.

A pesar de ello, llega a Madrid con todos los honores, incluido en dos carteles de los llamados de lujo: hoy, junto a Curro Díaz y Talavante, tras la ausencia de Manzanares, y en la corrida de la Prensa; el martes, 25, junto a El Juli y Cayetano.

Perera está llamado a dar un aldabonazo en la primera plaza y provocar de nuevo la emoción que le erigió como uno de los diestros más interesantes de la actualidad.

Su presentación como novillero en Madrid fue sorprendente: cortó tres orejas y salió con todo merecimiento por la puerta grande. Tal suceso ocurrió el 6 de junio de 2004, y, desde entonces, ha mantenido una constante evolución de su toreo, basado en la valentía, la cercanía, el dominio de la técnica y el temple.

Tomó la alternativa en su tierra natal, Badajoz, el 23 de junio de 2004, y la confirmó, de manos de César Rincón, en San Isidro del año siguiente. Sin embargo, hasta tres años después, en la temporada de 2008, no alcanzaría ese ansiado triunfo de abrir la puerta de Las Ventas tras una tarde clamorosa. Después, la suerte le sonreiría en Sevilla, donde cortaría dos orejas en las ferias de 2006 y 2008.

Y es, precisamente, ese último año cuando protagoniza uno de los sucesos más interesantes de la tauromaquia moderna: el 3 de octubre se encierra con seis toros en la plaza venteña, corta tres orejas y recibe dos cornadas. Aquella fue una tarde verdaderamente histórica y, sin duda, su consagración como un torerazo.

Pero la memoria es flaca y necesita alimento. Por eso, Perera sigue manteniendo su responsabilidad con esta afición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 2010