Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de funcionarios se retrasa al 8 de junio

Los funcionarios no irán a la huelga el 2 de junio como estaba previsto, sino seis días más tarde. Un escueto comunicado de tres puntos emitido ayer por los tres sindicatos convocantes (CC OO, UGT y CSI-CSIF) anunciaba que finalmente convocaban el paro para el martes 8 de junio. La razón aducida por las organizaciones sindicales es que todavía no se conocen los detalles de la que va a ser la primera bajada de los salarios de los funcionarios de la democracia, y, por tanto, no se sabe quiénes serán los colectivos afectados ni en qué medida. La convocatoria coincide con exámenes de selectividad en varias comunidades (Aragón, Baleares, Cataluña, Madrid y Valencia)

"A día de hoy todavía no sabemos cómo va a afectarnos", explica el presidente de CSI-CSIF, Domingo Fernández. En la misma línea se muestra el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda. Cuando los sindicatos afirman desconocer a los colectivos afectados se refieren principalmente a los trabajadores de las empresas públicas.

Tampoco saben todavía cómo se aplicará el recorte salarial. El Gobierno anunció una rebaja del 5% de media del salario de los funcionarios. El ministro de Fomento, José Blanco, ha explicado que el recorte oscilaría entre un 2% para los salarios más bajos y un 8% para los más altos, excluyendo el ajuste del 15% para ministros y secretarios de Estado. El titular de Trabajo, Celestino Corbacho, desveló que el ajuste le supondrán unos 600 o 700 euros al mes.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha convocado el jueves a la mesa general de la función pública, integrada por los tres sindicatos mayoritarios y la Administración, a una reunión en la que les informará de los detalles, que al día siguiente plasmará en el texto que dará forma legal a las medidas.

Ganar tiempo

La otra razón a la que apunta Fernández, de CSI-CSIF, es el tiempo. Al retrasar en seis días la que será la cuarta huelga de funcionarios de la democracia, las centrales ganan tiempo para preparar con garantías de éxito la movilización.

Lo que no han cambiado los sindicatos de funcionarios es la fecha de las concentraciones ante las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno que tendrán lugar el 20 de mayo. A ellas se sumarán las movilizaciones generales que preparan CC OO y UGT y que probablemente culminarán con una gran manifestación antes del 8 de junio, según apuntó el dirigente de UGT Toni Ferrer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de mayo de 2010