Mortier seduce a los abonados

El nuevo director artístico del Teatro Real presenta su primera temporada

Solo y con un guión que abandonó a los pocos minutos de comenzar a hablar salió ayer a escena Gerard Mortier, director artístico del Teatro Real, en su primera presentación ante el público de Madrid. Mortier quiso que los abonados del coliseo conociesen de primera mano lo que va a ofrecer en el escenario la próxima temporada. Consciente de que su llegada a la dirección artística del Real va acompañada de solapadas críticas de un público reacio a modernidades, les ofreció una buena puesta en escena acompañada de un discurso destinado a ganarse a los asistentes. "Habrán oído de todo sobre mi persona. Incluso que soy un terrorista del teatro moderno, me gusta, no les voy a decir lo contrario, pero sobre todo soy un hombre apasionado por la ópera". En su batalla por hacer llegar la música contemporánea a los oídos más clásicos, Mortier dijo que es erróneo afirmar que la música que se compone actualmente no emociona. "Es aburrido y una rutina, a mí no me interesa ver y escuchar siempre las mismas óperas. Quiero que cuando salgan del teatro estén emocionados".

Pilar Jurado interpretó un aria de su ópera 'La página en blanco'

Mortier apareció en escena junto a un butacón de terciopelo rojo y una pantalla de grandes dimensiones. En ella se pudieron contemplar tres escenas de la ópera Eugenio Oneguin, de Chaikovski, la obra con la se inaugurará la temporada. Antes del desfile de imágenes, Mortier explicó a los 500 asistentes que llenaban el patio de butacas -el Teatro Real cuenta con 9.000 abonados- de qué trataba la ópera, quiénes eran los personajes principales y en qué consistía la puesta en escena. La propuesta contó con la aprobación del público a tenor de los aplausos.

Entre los proyectos de Gerard Mortier se encuentra el estreno de dos obras nuevas cada temporada. Una de ellas será La página en blanco, de Pilar Jurado, la primera ópera de una compositora española que se estrene en el Real. La compositora y soprano apareció en escena e interpretó una de las arias de su obra. Explicó al público cómo era La página en blanco y qué temas abordaba. "Es una ópera dentro de la ópera que alude a los temas que hoy nos tocan de lleno, como Internet y la revolución tecnológica, sin abandonar aquellos otros que preocupan a nuestra sociedad como la soledad, el amor, las pasiones, el odio o las intrigas. Es un thriller del que no puedo contar el final", explicó Jurado después de cantar.

Mortier tiene como objetivo emocionar al público y convencerle de que debe escuchar música contemporánea. "No creo que sea un problema que a mí me gusten obras compuestas en el siglo XX. Además creo que es importante que se hagan nuevas óperas porque tenemos que dejar un legado para el futuro". El nuevo director artístico cerró su intervención con la presentación de la ópera San Francisco de Asís, de Olivier Messiaen.

Gerard Mortier está dispuesto a dar a conocer la programación del Real en todos aquellos foros en los que sea necesario porque entre sus objetivos se encuentra: "situar el coliseo madrileño en el centro de Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de mayo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50