Dos radiólogos atenderán las guardias de seis hospitales

La política de ahorro de la Consellería de Sanidade afectará a partir del mes de junio a los servicios de radiología de los tres hospitales comarcales de Ourense y Lugo y de los tres ubicados en la costa de A Coruña y Pontevedra. Las direcciones médicas de los centros hospitalarios de O Barco de Valdeorras, Verín, Monforte, O Salnés, Barbanza y Xunqueira han informado a estos especialistas de que a comienzos de verano las guardias radiológicas las asumirá un solo facultativo mediante guardia física por cada tres hospitales. Hasta ahora había un radiólogo de guardia localizada por cada centro.

Según fuentes sindicales de los hospitales ourensanos, la Consellería de Sanidade ha previsto la posible renuncia de los médicos de plantilla a aceptar esta nueva directriz y les ha informado de que, en tal caso, contratará a una empresa privada de gestión de salud para que lleve a cabo el servicio en estas condiciones.

Portavoces del Sergas niegan que se haya efectuada tal amenaza y sostienen que lo que se contempla es que las guardias se realicen con médicos de plantilla. "Si los radiólogos de los centros comarcales se negaran, muchos del complejo hospitalario ourensano estarían encantados de hacerlo, ya que cobrarían un dinero extra", explican desde el departamento que dirige la conselleira Pilar Farjas.

Las guardias localizadas de los médicos radiólogos de los tres hospitales comarcales de Ourense y Lugo, por un lado, y de la costa, por otro, pasará a asumirlas un solo especialista. Los técnicos realizarán los TAC y el facultativo que esté de guardia los interpretará vía telemática a través del sistema Ianus, que permite a los médicos acceder al historial médico de los pacientes.

"Se trata de ahorrar costes y de aprovechar las tecnologías", informa el Sergas, que además hace hincapié en que "es mejor para el paciente que no tiene que esperar a que el radiólogo tenga que ser localizado y llegue al hospital". En el caso de las ecografías, la propuesta del Sergas es que los pacientes de los centros en los que no haya médico de guardia se trasladen al complejo hospitalario ourensano, en el caso de los hospitales de esta comarca, para someterse allí a la prueba médica.

Los representantes sindicales de los centros afectados han convocado ya a las respectivas juntas de personal. Las centrales retenden pedir explicaciones sobre una nueva política sanitaria "en la que, en su opinión, de todas formas perderá el paciente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50