Reportaje:

La crisis une las sociedades estatales

El ahorro podría obligar a fusionar tres pilares de la acción cultural en el extranjero: la SECC, la Seacex y la SEEI - El organismo resultante dependería de Exteriores

Ya era un viejo proyecto en la era Solbes. Es decir, cuando el dinero no era problema. Pero la necesidad se convierte a veces en virtud y ahora la crisis tremebunda ha hecho acelerar el paso. Fundir en una las tres sociedades estatales que afectan a la cultura resulta, así, prioritario. Dentro del plan de austeridad en que trabaja el Gobierno, se estudia la forma en que quedará la fusión para llevarla, en principio, al Consejo de Ministros del próximo viernes. Todo indica que las sociedades estatales de Conmemoraciones Culturales (SECC), de la Acción en el Exterior (Seacex) y de Exposiciones Internacionales (SEEI) quedarán en una. El propósito: una disminución de presupuestos y personal -la gran mayoría de sus integrantes son contratados, no funcionarios- y concentrar una gestión de vocación muy similar que ahora resulta un tanto dispersa en algo más eficaz.

Se trata de adelgazar presupuestos y concentrar una gestión hoy dispersa
Los nervios y el silencio obedecen a la lucha por el poder que está en juego

Hay nervios e incertidumbre. Nadie quiere dar explicaciones. Las actuales responsables de la SECC y Seacex, Soledad López y Charo Otegui, no hablan, no están, no se ponen al teléfono. Tampoco saben mucho de su futuro. Cumplen con el programa, pero no ponen proyectos en marcha. El nuevo esquema entrará en funcionamiento bien en julio, al término de la presidencia española de la UE, o en enero próximo, con cargo al presupuesto de 2011. Todo se está cocinando en el Ministerio de Economía y Hacienda. Tampoco desde allí pueden ser muy concretos. "Están trabajando en ello", dicen sus portavoces oficiales. La clave anda por el despacho de Juana Salazar, directora general de Patrimonio del Estado. Es la persona encargada por la vicepresidenta Elena Salgado de ejecutarlo.

El lío es considerable y eso hace pensar en el entorno de La Moncloa que las opciones se abren. También que la fusión pudiera afectar sólo a dos de las sociedades señaladas y dejar fuera la SECC, por ejemplo. Todo da lugar a muchos interrogantes. El primero: ¿de quién dependerá lo que surja de ahí? No es fácil y, por otra parte, resulta muy atractivo.

Actualmente, aunque las tres sociedades trabajan por y para la cultura, dependen de tres ministerios diferentes. La SECC entra en el ámbito del ministerio de Ángeles González Sinde, la Seacex es de Exteriores y la SEEI, de Hacienda. Los nervios y el silencio también responden a la lucha de poder que se juega en todo el asunto. Nadie quiere dar un paso en falso o decir algo inconveniente para no ser descartado en un futuro. Dirigir la nueva sociedad es un caramelo. Pero el responsable tendrá un perfil político alto y tanto en Cultura como en Exteriores nadie apuesta por quienes actualmente se encuentran al frente. Probablemente el cargo quede en manos de alguno de los secretarios de Estado que cesen tras el plan de austeridad en el que se contempla eliminar ocho o 10 áreas dirigidas con ese rango.

La nueva empresa del Estado se ocupará de lo que ahora hacen las existentes y estará muy volcada en la acción cultural exterior. Actualmente, la SECC se ocupa de conmemorar centenarios, aniversarios y demás. Su ámbito es más nacional. La Seacex se ha convertido en un instrumento potente dentro del mundo del arte. Desde que la impulsara Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado de Cultura con el PP, ha sido objeto de deseo de galeristas, artistas, marchantes. Su cometido es organizar muestras, congresos y acontecimientos en todo el mundo para promocionar la cultura española. La SEEI, que ahora dirige José Eugenio Salarich, viene de principios del siglo XX y su función es dejar alto el prestigio de España en las exposiciones universales. Como este año en la de Shanghai, para la que cuenta con un presupuesto de 25 millones de euros con que sufragar lo que se produzca en el pabellón.

Las demás han sufrido un recorte importante en 2009. El presupuesto de la SECC pasó de 14 millones a 10 y el de Seacex, de 17,4 a 13,5. La nueva sociedad surgirá para optimizar gastos. Tendrá menos presupuesto, pero más poder. Es decir, habrá que sumar lo que gastan las tres al tiempo y de ahí recortar algo. También personal reducido, en torno a un 20% o 30% menos de los contratados, comentan en Exteriores.

La nueva sociedad será fundamental en la acción cultural exterior, junto al Instituto Cervantes y la Agencia Estatal para la Cooperación Internacional -que desarrolla un papel cada vez más intenso de promoción de la cultura hispánica en los países en vías de desarrollo-, ambos bajo la órbita de Moratinos.

Eso contribuirá a acabar con las fricciones que han existido siempre entre Cultura y Exteriores por esa órbita de influencia real. En la etapa de González-Sinde reina la paz en ese sentido. La batalla que planteó abiertamente el anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina, la ha ganado claramente Moratinos. La actual ministra ha renunciado a luchar por esa parcela, lo que también anima a los responsables de Exteriores a pensar que la nueva sociedad caerá en su ámbito.

Visitantes en el interior del pabellón español de la expo de Shanghai, ayer durante un ensayo previo a su inauguración el próximo sábado.
Visitantes en el interior del pabellón español de la expo de Shanghai, ayer durante un ensayo previo a su inauguración el próximo sábado.AFP

Radiografía de las agencias

- SECC. Creada en 2002 por el Gobierno de Aznar, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales la dirige actualmente Soledad López y cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros. La actividad que más relumbrón le dio por todo el mundo fue la conmemoración del IV centenario de la publicación de El Quijote. Depende del Ministerio de Cultura.

- Seacex. Fundada también en 2002 bajo la órbita de Miguel Ángel Cortés como secretario de Estado de Cultura, la Sociedad Estatal de Acción Cultural Exterior centra su actividad en la organización de exposiciones, muchas dedicadas a artistas españoles contemporáneos. Hoy la dirige Charo Otegui, con un presupuesto de 14,3 millones de euros. Depende de Asuntos Exteriores.

- SEEI. La Sociedad Española de Exposiciones Internacionales se encarga de organizar la presencia española en las expos universales. Actualmente se encuentra en plena actividad con la muestra de Shanghai que se inaugura el próximo sábado y que cuenta con un presupuesto de 25 millones de euros, 18 de los cuales se han destinado a la construcción del pabellón. Depende del Ministerio de Economía y Hacienda y su responsable es José Eugenio Salarich.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 26 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50