Mar afirma que Touriñán será un símbolo ambiental

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ofreció ayer el balance de un año de gestión que frena en seco las políticas medioambientales del anterior Gobierno. Conocido ya el interés de la Xunta por hacer realidad el proyecto de una piscifactoría en cabo Touriñán, Quintana no tuvo empacho en darle la vuelta a un asunto que ha generado una enorme polémica al declarar: "Queremos que Touriñán sea un símbolo de recuperación medioambiental". Una política de sostenibilidad que contempla la cría de peces en Red Natura y suelos de especial protección y renuncia a crear nuevas reservas marinas.

La conselleira abordó en Fórum Europa la polémica en torno a la renuncia de su departamento a una subvención europea de 4,5 millones de euros para la compra de un tercer helicóptero de rescate. Tras advertir que salvamento marítimo "es una competencia estatal", señaló que las administraciones lejos de "políticas de escaparate" deben "racionalizar el gasto y ver dónde es más importante hacer las inversiones" que, en este caso, dijo, disparaban hasta los 13 millones el coste de la nave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2010.