El debate sobre el Estatuto

Rajoy se niega a renovar "a mitad del partido" el Tribunal Constitucional

Aguirre: "Sólo por el poder, Zapatero nos metió en el lío del Estatuto catalán"

Mariano Rajoy, habitualmente discreto en los asuntos del Estatuto catalán, decidió ayer mojarse y zanjar el debate sobre la renovación del Tribunal Constitucional. No la habrá hasta que resuelva el recurso contra el nuevo Estatuto. Cualquier renovación requiere el consenso del PSOE y el PP, los dos partidos que ocupan casi el 90% del Congreso de los Diputados, y Rajoy lo descartó por completo de forma tajante.

"Este partido defiende la independencia de los tribunales, nos gusten o no sus sentencias. Cambiar ahora, en mitad del partido, cuando llevan tres años y medio debatiendo, a los miembros del Tribunal Constitucional, como piden algunos, sería poner un torpedo en la línea de flotación del tribunal, que dañaría para siempre el crédito, reputación de esa institución y liquidaría su futuro. No es de sentido común cambiar las reglas cuando a alguien no le gustan. No lo aceptamos", sentenció, leyendo un discurso preparado y por tanto muy medido, ante unos entusiastas militantes madrileños en Leganés.

Más información
El líder avala la rebelión de Aguirre contra el IVA
El PSOE rechaza renovar ahora el Tribunal Constitucional como pide Montilla

El acto estaba organizado por el PP de Madrid, y fue su líder, Esperanza Aguirre, quien calentó los ánimos de su parroquia, al señalar que "por el poder y sólo por el poder, Zapatero nos metió en el lío del Estatuto catalán, y por el poder y sólo por el poder, hizo la Ley de Memoria Histórica que acaba con la voluntad de concordia de la Transición. Sólo trata de dividir a los españoles para sacar partido".

La afirmación de Rajoy tiene un clarísimo contenido político de fondo. El mensaje tanto al Gobierno catalán como a La Moncloa es muy claro: que no cuenten con él para resolver el problema que ha provocado en el Tribunal Constitucional el Estatuto catalán. Es este tribunal, con un miembro recusado, otro fallecido, cuatro que han cumplido mandato y otros dos que lo harán en noviembre, quien debe dilucidar esa cuestión, asegura Rajoy.

Los populares creen que la actual composición del tribunal, donde la corriente que pretende declarar inconstitucional buena parte del Estatuto es mayoritaria, es la mejor para fallar esa sentencia. El PP no ha hecho mucho ruido con este asunto, entre otras cosas porque así lo ha pedido Alicia Sánchez Camacho, líder de los populares catalanes, que se enfrenta a unas elecciones como muy tarde en noviembre y que podría acabar gobernando con CiU, defensora del Estatuto. Sin embargo, Rajoy quiso dejar muy claro ayer que él no entrará a ninguna componenda política para arreglar el problema. "Es responsabilidad de los actuales miembros del Tribunal Constitucional resolverlo", insistió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, durante el acto celebrado ayer en Leganés.
Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, durante el acto celebrado ayer en Leganés.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS