Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre el Estatuto

El PSOE rechaza renovar ahora el Tribunal Constitucional como pide Montilla

El vicesecretario general socialista, José Blanco: "Hay que dejar trabajar al TC"

El PSOE ha rechazado hoy la demanda del Partit dels Socialistes de Catalunya y del presidente de la Generalitat, José Montilla, para que se renueve lo antes posible el Tribunal Constitucional, antes incluso de que se dicte la sentencia sobre el Estatuto catalán. El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha llamado hoy a "dejar trabajar" al TC para que "sea capaz" de aunar una posición en torno a la sentencia del Estatuto. El ministro ha coincidio con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, en su punto de vista sobre la renovación del tribunal.

En declaraciones a la cadena SER, Blanco ha recordado, no obstante, que la renovación de los miembros del TC es un "tema viejo", porque, ha matizado, hace tiempo se intentó cambiarlo y "no fue posible generar un consenso".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer que "en medio del partido no se deben cambiar las reglas de juego", en relación con la posible renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) tras el retraso de la sentencia del Estatuto.

Además, la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, afirmó que el Tribunal Constitucional "sigue teniendo" hoy "plena legitimidad" para dictar sentencia sobre el Estatuto de Cataluña y, además, culpó al PP de la situación actual de bloqueo en torno a la norma.

Estas voces del PSOE discrepan abiertamente de lo que mantiene el presidente de la Generalitat, José Montilla, quin ha reiterado que buscará todas las vías para forzar la renovación del alto tribunal.

Montilla ha dicho que hablará con los líderes de las formaciones políticas catalanas para pactar posiciones "lo más comunes y unitarias posibles" sobre la renovación del Tribunal Constitucional, que el pasado viernes volvió a posponer su sentencia sobre el Estatuto catalán. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el líder socialista ha acusado al coordinador de Justicia del PP, Federico Trillo, de ser el "personaje siniestro" que dicta la posición de los populares

"Yo insistiré. Las próximas semanas insistiré en volver a hablar tanto con el presidente de España como con el líder de la oposición", ha recalcado Montilla, que se quejó la semana pasada de que Mariano Rajoy no le cogía el teléfono.

El presidente catalán ha reclamado "juego limpio" en el proceso judicial que sigue la carta catalana en el Constitucional, y que se renueven los magistrados cuyo mandato está caducado y cuyos sucesores tiene que nombrar el Senado. "Se tiene que hacer pensando en la Constitución, en el TC y en su prestigio, muy deteriorado por estas circunstancias un poco lamentables", ha señalado Montilla, para añadir que "en ningún país de Europa" un magistrado de un alto tribunal ha sido recusado con "malas artes".

Montilla también ha acusado al líder del PP de mantener una posición sobre el Estatuto dictada por el "siniestro" coordinador de Justicia del PP y ex ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa. Para Montilla, Trillo es quien "abandera las posiciones más reaccionarias dentro del PP", y ha explicado que el ex ministro se encargó de acudir personalmente al registro para presentar el recurso contra el Estatuto.

El Partit dels Socialistes ha restado importancia hoy a los posicionamientos de José Blanco y de Leire Pajín y ha apelado a la conversación entre Zapatero y Montilla del pasado sábado, durante la que, según fuentes próximas a Montilla, Zapatero se comprometió a estudiar lo que pide el presidente de la Generalitat.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha respondido hoy a José Montilla que el responsable "de sus males" y quien está "jugando, mintiendo y frustrando" sus expectativas sobre el Estatuto de Cataluña es el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

CiU lleva el asunto al Congreso

Convergència i Unió intentará sacar tajada en el Congreso de la división de opiniones en las filas socialistas. Los nacionalistas catalanes impulsarán una proposición de ley que permita apartar a los miembros del Tribunal Constitucional que excedan en seis meses su mandato. Actualmente, cuatro de los magistrados del TC se encuentran en esta situación.

CiU también propone impulsar la recusación en el Congreso de los miembros del TC con mandato caducado -también en el Parlamento catalán-, y preguntar en la Cámara al presidente del Gobierno cómo ve la situación de "interinidad" del tribunal.

Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, ha advertido de que el Estatuto "ya está sentenciado" y que renovar al Tribunal Constitucional o recusar a los magistrados no resuelve el problema, "que es España, en sí misma", ya que serían designados otros magistrados que actuarían de la misma forma.