Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Dick Giordano, renovador de Batman y Superman

Tres hitos de la historia del cómic tienen como nexo común a Dick Giordano, visionario editor neoyorquino que capitaneó en los años ochenta la renovación de los grandes mitos de la editorial DC, rival de la gigante Marvel. Esos tres momentos clave fueron la refundación de Superman, con la serie El hombre de acero, a cargo de John Byrne; la del hombre murciélago, con El retorno del señor de la noche, de Frank Miller; y, sobre todo, Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons, el relato preapocalíptico sobre superhéroes crepusculares que supone la cima y el cierre del género. La influencia de estas tres obras en la evolución del género fue indiscutible. Giordano falleció el pasado 27 de marzo en Florida, a los 77 años, a causa de las complicaciones de una neumonía y de la leucemia que padecía desde hace años.

Nacido en Nueva York, cuna del cómic clásico norteamericano, Richard Joseph Dick Giordano entró en el mundo de la historieta a los 20 años, en 1952, con trabajos de free lance. Comenzó en el sello Charlton (caldo de cultivo de los personajes embriones de Watchmen), del que llegaría a ser editor jefe, con un equipo de nuevos talentos. A finales de los sesenta pasó a DC, donde conoció al que sería su gran colega creativo: el dibujante Neal Adams, uno de los mayores talentos de la industria. Con Adams a los lápices y Giordano en los tinteros, el tándem dejó huella en los setenta, en las series de Batman y la serie Green lantern & Green arrow, sobre todo. Incluso fundaron su propio estudio, Continuity Associates, desde el que trabajaron para Charlton y Marvel, además de para el cine y la publicidad. "Entintar mi trabajo fue lo menos importante que hizo Dick por y para mí", escribe Adams en su web. "Le quise como a un hermano y un amigo. Me hizo mejor. Todo el mundo le apreciaba y le respetaba".

El paso decisivo, sin embargo, fue su regreso a DC a principios de los ochenta. El cargo de editor de los títulos de Batman fue el inicio de una carrera ascendente que lo condujo al puesto de editor ejecutivo en 1983. Se abría la década de Giordano como uno de los artífices de la regeneración de personajes que languidecían en la redundancia. Como los dos pesos pesados de la casa, Superman y Batman. Sirva de muestra la monumental serie Crisis en Tierras Infinitas, que reinició todo el universo DC. En esos años también se puso en marcha la división Vértigo, dirigida a un lector más ambicioso. Ese fue el enfoque que atrajo al sello a innovadores autores británicos como Alan Moore, Neil Gaiman y Grant Morrison.

Con Giordano desaparece una influyente figura de la historia reciente del cómic americano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de abril de 2010