Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un total de 33 ayuntamientos deben 259 millones a las cajas

Son principalmente administraciones locales gallegas, y el importe de la financiación que les facilitaron Caixa Galicia y Caixanova roza los 260 millones de euros. La entidad dirigida por José Luis Méndez otorgó el 98% de los préstamos solicitados por 29 consistorios, según consta en la memoria que anteayer presentó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La principal operación fue la autorizada por Caixa Galicia al Ayuntamiento de A Coruña, con una línea de 75 millones de euros. Le siguen el Ayuntamiento de Barcelona, que tiene un préstamo de 46 millones con la caja, Ferrol con 25 y Valencia con 18 millones. El informe sólo detalla las operaciones de las entidades con organismos públicos que hayan designado consejeros en sus asambleas, como Lugo, que paga un préstamo de 15 millones de euros, y Ourense, con 12 millones. Consistorios más pequeños también tienen deudas de cierta relevancia con las cajas. Caixa Galicia financió a Narón con cinco millones, a Culleredo con 4,2 y a otros como el almeriense Roquetas de Mar, que además de un préstamo de más de un millón de euros tiene un consejero designado.

Por su parte, Caixanova informó a la CNMV en febrero que en 2009 cuatro de los ayuntamientos que designan consejeros en su asamblea mantenían créditos por importe de 5,2 millones. Son Algeciras, Ourense, Nigrán, Vilanova y Vilagarcía de Arousa. Este último municipio firmó el de mayor cuantía, 1,8 millones de euros.

Paga a los empleados

El debate sobre la fusión, omnipresente los últimos meses, quedó aparcado ayer por la festividad. El próximo martes se espera que el consejo de Caixanova refrende el acuerdo alcanzado por su presidente y se inicien las conversaciones sobre un protocolo de fusión. Este miércoles, la caja de A Coruña dio luz verde al diálogo. Fue el mismo día en que autorizó una paga extraordinaria para sus 4.560 empleados más los trabajadores de la obra social de la caja. Se calcula que el desembolso necesario para afrontar esta medida asciende a 10 millones de euros. El pago anual de la plantilla ronda los 325 millones de euros.

En cuanto a los sueldos de los altos cargos, los nueve primeros ejecutivos de Caixa Galicia cobraron el año pasado 4,7 millones de euros y la caja desembolsó casi un millón y medio en sus planes de pensiones y seguros. La retribución fue un 20% menor que un año antes, en consonancia con los planes de austeridad de la caja. En Caixanova su equipo directivo se repartió cuatro millones y 130.000 euros fueron a parar a los planes de pensiones, un 15% menos que en 2008. Las dietas por asistencia pagadas a los miembros del consejo de administración, ascienden en Caixanova a 490.000, mientras que en Caixa Galicia sumaron 143.000 euros.

El informe incluye las operaciones de crédito, aval o garantía efectuadas en favor de los miembros del consejo de administración, sus familiares o empresas. En Caixa Galicia ascienden a 23,7 millones y en Caixanova a 3,8 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2010