Mediapro deberá pagar 97 millones a AVS por la 'guerra del fútbol'

Una sentencia obliga a la productora a aportar todos sus derechos a Sogecable

La llamada guerra del fútbol que enfrenta desde hace tres años a Sogecable (empresa participada por PRISA, editor de EL PAÍS) y a Mediapro (accionista de La Sexta) vivió ayer un capítulo decisivo. El juzgado de primera instancia número 36 de Madrid ha estimado íntegramente la demanda promovida por Audiovisual Sport (AVS) -empresa participada al 80% por Sogecable y al 20% por Televisión de Cataluña- contra Mediapro por incumplir el acuerdo firmado entre ambas partes el 24 de julio de 2006.

El fallo, que es recurrible, obliga a Mediapro a aportar todos sus derechos del fútbol a Audiovisual Sport y a pagarle 97 millones de euros, más intereses, por la explotación del fútbol de la temporada 2006-2007 y de la mitad (hasta la decimonovena jornada) de la temporada 2007- 2008. AVS ha anunciado que, tras el fallo, reclamará adicionalmente las indemnizaciones correspondientes a la explotación del resto de jornadas de la temporada 2007-2008 (desde la jornada 20 hasta la 38) y de la temporada 2008-2009 íntegra.

AVS reclamará también por los derechos de la temporada 2007-2008
La jueza señala que Mediapro negoció contratos a espaldas de su socio
Audiovisual Sport exigirá la ejecución inmediata del fallo
La empresa de Roures presentará un recurso ante la Audiencia Provincial

Más información

El origen de conflicto de la denominada guerra del fútbol arranca del contrato que firmaron AVS y Mediapro el 24 de julio de 2006 para explotar los derechos de la Liga y la Copa del Rey. Por el mismo, ambas partes se comprometían a aportar los derechos de los clubes que poseían por separado cada uno, y acordaban la retransmisión de los partidos en distintas ventanas: en abierto (a través de La Sexta), de pago (Canal +) y de pago por visión (Digital + y operadores de cable), así como la comercialización en el extranjero.

No obstante, Mediapro se desmarcó del contrato negociando a espaldas de su socio la contratación de derechos de diversos clubes de fútbol. El incumplimiento unilateral del pacto se hizo evidente cuando el presidente de la productora, Jaume Roures, anunció en rueda de prensa en julio de 2007 que se había hecho con los derechos de 39 clubes de Primera y Segunda División.

PRISA aseguró ayer, a través de un comunicado, que con esta sentencia ha ganado "la guerra del fútbol". Por su parte, Mediapro anunció que recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial, y que la sentencia "no tiene ningún tipo de aplicabilidad en la actual explotación de derechos de los partidos de la Liga y Copa del Rey".

El hecho de que la sentencia pueda ser recurrida no invalida en ningún caso su ejecución. De hecho, PRISA anunció ayer que AVS procederá a solicitar la materialización del fallo de "forma inmediata". Además del pago de 97 millones de euros, la sentencia condena a Mediapro al pago de las costas procesales, tanto de las provocadas por la demanda presentada por AVS, como por la reconvención de Mediapro.

El fallo declara que los derechos audiovisuales de la temporada 2007-2008 del Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid pertenecían a AVS, al igual que los derechos de otros nueve equipos (Mallorca, Valladolid, Almería, Betis, Recreativo de Huelva, Osasuna, Español, Coruña y Getafe). Igualmente, declara que los derechos audiovisuales del Athletic, Zaragoza, Valencia, Villareal, Levante y Sevilla, son de titularidad de AVS prohibiendo a Mediapro disponer por sí o por terceros de dichos derechos.

La sentencia deja claro que Mediapro incumplió, casi inmediatamente después de firmarlo, el contrato con AVS no aportando los documentos de los contratos negociados por su cuenta y a espaldas de su socio con varios clubes. En concreto, Mediapro no remitió los acuerdos a los que llegó con Valencia, Levante y Villareal, ni advirtió a estos clubes que la negociación se hacía en nombre de Mediapro y no de AVS. "Mediapro, como afirmó el señor Roures, contrató con los clubes para adquirir para sí los derechos de explotación y no para cederlos a AVS en franco incumplimiento con las cláusulas del acuerdo", indica la sentencia.

El fallo también señala que, una vez estallado el conflicto y pese a los esfuerzos de AVS, Mediapro siguió produciendo y distribuyendo partidos cuyos derechos no le correspondían a través de La Sexta y de cadenas autonómicas como el Sevilla-Getafe o el Real Murcia-Real Zaragoza, emitidos el 25 de agosto de 2007.

La sentencia también tira por tierra la justificación de Mediapro para no informar de su actividad negociadora. "A tenor de la finalidad del contrato que, como hemos visto, es la explotación de los derechos audiovisuales y la continuidad en el modelo de explotación existente, Mediapro no puede afirmar que no notificó la cesión porque solo fueron adquiridos los derechos de la temporada y que no se notificó porque ya lo sabía AVS por la prensa".

"En este sentido" añade el fallo, "el señor Roures, al margen de manifestar que no recordaba si se entregaron o no los contratos, manifestó que eran públicos. Dichas afirmaciones no pueden ser compartidas por la juzgadora, ya que no sólo le interesa a AVS conocer las cesiones realizadas por su socio y parte integrante del acuerdo para así proceder a una correcta facturación, sino que es deber de conformidad con los términos del acuerdo ceder los derechos audiovisuales de los que era titular Mediapro", señala el auto.

La juez María de los Ángeles Martín también desecha el argumento empleado por Mediapro de que el acuerdo original de julio de 2006 no prohibía expresamente la negociación de derechos en solitario. "Si bien es cierto que dicha cláusula no existe literalmente, la cláusula quinta es clara respecto a quién corresponde adquirir los derechos de los clubes de fútbol para las temporadas 2006-2007 y sucesivas", afirma la sentencia.

Durante el conflicto, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se plegó a las exigencias de Mediapro. Javier Tebas, vicepresidente de la LFP, indicó ayer que lo único que ha hecho la Liga es cumplir en cada momento con la ley y los fallos judiciales. "Lo importante es que el conflicto acabe de una vez y se puedan explotar los derechos del fútbol, porque esta guerra no beneficia a nadie y tampoco a los clubes, que son los legítimos propietarios de esos derechos".

Cronología del conflicto

- 24 de julio de 2006. Mediapro, Sogecable, TV3 y Audiovisual Sport (AVS) llegan a un acuerdo para la explotación de los derechos del fútbol para las temporadas 2006-2007 y sucesivas. Mediapro aporta los derechos de todos sus equipos y AVS, los suyos. En consecuencia, AVS es titular por el citado contrato de todos los derechos sobre los clubes.

- Agosto de 2006. Mediapro firma un contrato con la Televisión Valenciana (Canal 9) para la adquisición de los derechos de los clubes valencianos (Valencia, Villarreal y Levante) en nombre de AVS, pero se niega a remitirlo reiteradamente a la propia AVS.

- 5 de julio de 2007. AVS anuncia la presentación de una demanda judicial contra Mediapro para exigir el cumplimiento de sus obligaciones de pago y una indemnización por daños y perjuicios. El presidente de Mediapro, Jaume Roures, anuncia en rueda de prensa que ha alcanzado un acuerdo con 39 de los 42 clubes de la Liga de Fútbol Profesional, y pide una renegociación del contrato con Audiovisual Sport, que ha incumplido.

- 9 octubre de 2007. El juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid aprueba medidas cautelares solicitadas por Audiovisual Sport y prohíbe a Mediapro explotar los derechos audiovisuales de los clubes de fútbol de Primera División.

- 15 de julio de 2008. La Audiencia Provincial de Madrid anula las medidas acordadas contra Mediapro. AVS reclama a la productora accionista de La Sexta 200 millones de euros de deuda.

- 4 de junio de 2009. Sogecable y Mediapro llegan a un acuerdo que garantiza a los abonados de Canal + y de Digital+ todos los partidos de la Liga de Fútbol y la Copa del Rey al menos durante las próximas tres temporadas desde la de 2009-2010. El acuerdo no afecta a las temporadas anteriores ni a los litigios que sobre las mismas mantienen ambas empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50