Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vázquez apela a la disciplina de partido ante las críticas a la Lei do Solo

Ocurrió a última hora del miércoles, en plena vorágine de negociación de las resoluciones del debate de la Autonomía. Entre los diputados socialistas se había difundido el rumor del pacto sellado esa mañana con el PP para la Lei do Solo, y el líder del partido, Pachi Vázquez, reunió a sus diputados para confirmárselo personalmente. El anuncio derivó en un tenso debate que Vázquez zanjó apelando al principio de autoridad.

La tensa reunión de Pachi Vázquez con sus diputados la abrió él mismo anunciando el voto favorable a la ley y reiterando su confianza en la negociadora del acuerdo con el PP, Mar Barcón. Pero se encontró con el rechazo de la ex conselleira de Política Territorial María José Caride, respaldada por otros diputados como Ismael Rego y Pablo López Vidal, es decir, los más afines al ex presidente Emilio Pérez Touriño, quien antes de dimitir hizo público su rechazo a la reforma de la Lei do Solo.

Caride adelantó su intención de votar a favor de la ley si así lo decide la mayoría del grupo, pero expresó su opinión de que constituye "un grandísimo error". La ex conselleira criticó la legalización de viviendas y naves industriales y las condiciones para la implantación de piscifactorías en Red Natura, pero también la "tibia" respuesta del partido ante el reciente cese del director de la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística o la legalización de viviendas en Barreiros. La diputada reivindicó el papel de Touriño.

Le respondió Pachi Vázquez, que apeló al principio de autoridad para respetar la disciplina de partido. "No somos una comuna", manifestó, según fuentes presenciales. El secretario general expresó su respeto por la figura de Touriño, pero le reclamó lealtad y le recriminó con dureza el crítico artículo sobre la reforma de la Lei do Solo publicado en EL PAÍS. Sólo al final de la reunión se incorporó Mar Barcón, que a esas horas negociaba las propuestas de resolución del debate del estado de la Autonomía. Barcón criticó que la discusión se hubiera desarrollado en su ausencia, siendo ella la responsable de la negociación.

Argumentario

Los "nervios" entre los diputados, como los califican varios de ellos, se desataron al enterarse del apoyo a la ley por un correo electrónico con un "argumentario" a favor del texto legal, cuando en la última reunión del grupo se había acordado la abstención, según uno de ellos. "Ni amnistía, ni ley de punto final, ni ilegalidades, ni degradación de los espacios naturales", relata el documento, que concluye: "Y con el pacto por el territorio alcanzaremos una legislación estable, segura y de consenso".

La relación de argumentos a favor de la ley señala que la aceptación de 33 enmiendas del PSdeG introduce "cambios sustanciales que mejoran la modificación, resuelven problemas que tenemos hoy y evitan cualquier ilegalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de marzo de 2010