Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POLÉMICA POR LA CONSERVACIÓN DE LAS CARRETERAS

Aguirre gastó en 2009 sólo uno de cada cinco euros previstos para asfalto

La Comunidad ha desembolsado la mitad del dinero destinado a mantenimientoLos trabajos de 28 carreteras prometidas en la legislatura siguen pendientes

Hace tiempo que la curva de la carretera M-607 en la que se han producido varios accidentes debería estar en obras. La curva y todo el tramo de Colmenar Viejo a Tres Cantos en el que está previsto un tercer carril. El presupuesto del año pasado destinaba 20 millones de euros para ese proyecto que la Consejería de Transportes e Infraestructuras no utilizó. Y no es un caso aislado.

La Comunidad de Madrid solamente gastó en 2009 el 22% del dinero previsto para la construcción y mantenimiento de las carreteras regionales, es decir, uno de cada cinco euros. Ésos son los datos que la propia consejería envió a la Asamblea de Madrid en el informe del estado de ejecución del presupuesto de gastos de noviembre de 2009, los últimos disponibles hasta que se conozca la liquidación definitiva del presupuesto que prepara la Consejería de Economía y Hacienda.

La Comunidad reservó casi 333 millones a las carreteras el año pasado. La mayoría, para construir nuevas vías que no se han hecho, ya que de esa partida sólo gastaron el 17%. En mantenimiento de la red de carreteras regionales (con 2.600 kilómetros) gastaron la mitad de lo que habían previsto hace un año.

El dinero para reparar y mantener carreteras como la M-607, en la que acaban de empezar unas obras de mejora, se mantiene en los últimos tres años hasta en los decimales. La Comunidad de Madrid reserva 62,2 millones desde 2008. Igual en 2009. Y también en los Presupuestos de este año. Las inversiones han caído más del 40% para la construcción de nuevas carreteras.

Hay 45 actuaciones previstas en las carreteras para esta legislatura, desde nuevas vías a obras para sacar otras que pasan por mitad de los municipios o la eliminación de rotondas y cruces peligrosos por los que circulan los ciudadanos. Muchos de esos proyectos prometidos aún no están en marcha, como ocurre en la carretera de Colmenar Viejo.

Las actuaciones de la Comunidad de Madrid en la autovía M-607, que acumula 723 accidentes desde 2008, pasarán hoy un examen en la Asamblea de MadridSe ha gastado mucho menos presupuesto del previsto por la crisis. Esa es la explicación que facilita un portavoz de la Consejería de Transportes e Infraestructuras. Esa y que los datos remitidos en noviembre a la Asamblea de Madrid no son exactos ni definitivos, aunque no facilita otros posteriores.

Tampoco aclara un cambio en el presupuesto que el director general de Carreteras, Borja Carabante, explicó la semana pasada a EL PAÍS. Preguntado por el destino definitivo de los 20 millones que no se gastaron en las obras del tercer carril de la M-607, Carabante aseguró que los dedicaron a mejora y mantenimiento de otras carreteras. Un cambio así -trasladar dinero de la partida de construcción a la de reparación- debería quedar reflejado en la liquidación del presupuesto. Pero no aparece.

El citado portavoz señala ahora que la explicación que dio Carabante "no se puede tomar literalmente" sin aclarar por qué. Tampoco especifica dónde ha ido a parar el resto del dinero que la consejería no gastó el año pasado.

Y mientras, el parón en las cuentas detiene también los compromisos. El plan de carreteras 2007-2011 de la Comunidad de Madrid incluye 45 proyectos concretos para las vías regionales entre nuevas carreteras, duplicación de calzadas y eliminación de cruces peligrosos. Tres años después de las elecciones regionales de 2007 y a un año de las próximas, más de la mitad de esos proyectos (62%) ni siquiera están en obras. Aún no han sido adjudicados a ninguna empresa, según los datos facilitados por la Consejería de Transportes e Infraestructuras, que admite que no terminarán las obras del tercer carril de la M-607 a tiempo para cumplir su promesa electoral, pero no entra en plazos en el resto de las obras.

El director general de Carreteras tuvo que dar explicaciones sobre sus cuentas y sus proyectos en febrero en la Asamblea de Madrid a petición del PSOE. El diputado socialista Modesto Nolla le pidió responsabilidades por el grado de ejecución "sorprendentemente bajo" del presupuesto destinado a carreteras. Carabante hizo balance desde el estrado y lo consideró "más que satisfactorio", según consta en el diario de sesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 2010