Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el ingeniero responsable de la conservación de la M-607

El ingeniero responsable de las obras de conservación de la M-607 en la Comunidad, Cruz María Martín, ya no está en el cargo. El pasado jueves, tras enterarse por la prensa de que la Consejería de Transportes e Infraestructuras había iniciado unas obras en la carretera de Colmenar, presentó una carta a la subdirectora general de Construcción, Margarita Torres. Pedía que le relevaran de sus funciones porque nadie le había consultado.

Un portavoz de la Consejería de Transportes confirma que el funcionario, que llegó procedente del Ministerio de Obras Públicas, presentó la dimisión y sus superiores la aceptaron. Sin más comentarios.

Otras fuentes conocedoras de lo ocurrido ofrecieron ayer más datos relacionados con la dimisión del encargado de supervisar el mantenimiento de la carretera de Colmenar.

El lunes 8 de marzo la curva del kilómetro 28,8 de la M-607 se llenó de operarios. Ralentizaron el tráfico para colocar tres bandas sonoras en la curva que había salido en todas las televisiones durante el fin de semana porque Esther Rincón grabó un accidente mientras intentaba conseguir pruebas del mal estado de la vía en la que murió su hijo. La mujer había prometido no descansar hasta que alguien arreglara la carretera para que dejara de morir gente.

El martes por la mañana, el consejero de Presidencia, Francisco Granados, prometió que acabarían con la curva que estaba acaparando los telediarios. Esa misma tarde tuvieron que matizar sus palabras desde la Consejería de Transportes. Explicaron que, más que eliminarla, lo que se puede hacer es rebajarla, ampliar el recorrido para que sea menos peligrosa.

El ingeniero Cruz María Martín, en nómina de la Comunidad de Madrid desde 1999, conoció todos estos detalles por los periódicos. El jueves, el director de las obras de conservación de las zonas noroeste, oeste y sur pidió renunciar a parte de sus funciones para no ser responsable de lo que estaban planeando otros. Solicitó por escrito que le apartaran de los trabajos de conservación de la zona noroeste, donde se encuentra la M-607. Y lo hizo porque nadie le había consultado las nuevas obras y tampoco compartía cómo se estaban haciendo.

Sin coche ni despacho

La Dirección General de Carreteras aceptó su dimisión y amplió el alcance. El ingeniero fue destituido de todas sus funciones y le rebajaron tres categorías, de técnico de apoyo a jefe de sección. Le retiraron el móvil, el coche oficial y le dejaron sin despacho propio.

La destitución del ingeniero es el penúltimo episodio relacionado con la M-607 desde la grabación del vídeo. La Fiscalía de Tráfico ha abierto un expediente a esta vía, que acumula 723 accidentes con nueve muertos desde 2008, según datos de la Dirección General de Tráfico. El fiscal quiere averiguar si ha habido negligencia por parte de la Comunidad de Madrid en su conservación.

El asunto llega hoy a la Asamblea de Madrid con dos preguntas dirigidas al consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría. El PSOE pregunta por la construcción del tercer carril de la M-607, un proyecto incluido en el programa electoral de 2007 y abandonado para esta legislatura. El PP quiere que le cuente qué actuaciones están en marcha para mejorar la seguridad vial en esa carretera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 2010