Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pareja de Feijóo acudió a San Pedro como "colaboradora"

La audiencia privada del Papa, el lunes pasado, era para el arzobispo, y el protocolo fijaba que, después (tras una conversación que se prolongó 20 minutos), Benedicto XVI saludaría a la comitiva gallega. Barrio invitó a asistir al presidente de la Xunta y le indicó que podía viajar a San Pedro con un "séquito de dos o tres colaboradores". "Él elige ese séquito", puntualizó el religioso al comienzo de su rueda de prensa, mucho antes de que alguien le preguntase cómo veía la Iglesia que Feijóo acudiese con su pareja de hecho. Cuando esto sucedió, volvió a explicar que el presidente "elige a sus colaboradores". Y cuando luego se le planteó si no rige en la Iglesia una doble moral (porque hay párrocos que no administran sacramentos a familiares de personas en la misma situación), Barrio no quiso hacer valoraciones: "Creo que el planteamiento es distinto... Pero en esto no voy a entrar". Chinny Gamir saludó al Santo Padre vestida de negro estricto y luciendo un enorme crucifijo. Según ella, era de un emigrante en Buenos Aires que le pidió que el Papa se lo bendijese.

El PP, por su parte, intentó ayer rentabilizar la visita al Vaticano, destacando el papel de Feijóo en las negociaciones llevadas a cabo desde octubre de 2009 en pro de la visita papal. Pero mientras los populares hablaban de "victoria trabajada", el PSdeG criticaba que el PP se "sumase al éxito" del arzobispo. En realidad, la visita de Feijóo al Papa (en la que, según él, le pidió que viajase aquí en el Año Santo) fue el lunes, y el jueves anterior Barrio ya sabía que Ratzinger vendría en noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2010