Spiderman, víctima de un súper ERE

En la última entrega, el hombre araña es despedido de su trabajo

Corren malos tiempos para todos y los superhéroes no son una excepción. La última demostración pudo verse ayer en Estados Unidos y muestra a Peter Parker, alter ego de Spiderman, siendo despedido de su trabajo de toda la vida en el Daily Bugle. En este periódico es donde Parker ha ejercido su labor de fotógrafo con encomiable dedicación, teniendo en cuenta que no es fácil compaginar la cámara y lo de brincar patrullando las calles.

Naturalmente todo esto es sólo cierto en las páginas del cómic donde Parker es despedido de forma fulminante y que acaba de salir a la venta en Estados Unidos. La portada del tebeo circuló a toda velocidad por los medios de comunicación estadounidenses y algunos hasta se atrevieron a titular con impagables metáforas en las que se resaltaba que la crisis no perdonaba ni al hombre araña.

Se espera que el cómic se convierta en objeto codiciado de coleccionistas

Se espera que el número 653 de la serie regular de Spiderman, donde Parker se une a la larga lista de desempleados que arrastra el país, se convierta en objeto de codicia de los coleccionistas. De momento ya se conocen algunos detalles del auténtico motivo del despido de Spiderman, que -como muchos sospechaban- tiene poco que ver con la crisis. En realidad, y según ha trascendido, el fotógrafo / superhéroe es puesto de patitas en la calle porque un supervillano hace que se vea obligado a trucar diversas fotos de su jefe, el irascible J. Jonah Jameson, para salvar el periódico y al propio Jameson.

Joe Quesada, editor jefe de la editorial Marvel (que publica el tebeo) ha escurrido el bulto a la hora de diseccionar un poquito más el núcleo argumental de la historia. "No quiero dar demasiadas respuestas porque queremos seguir vendiendo cómics", declaraba el mandamás al periódico Washington Post.

Precisamente, Quesada fue noticia hace tan sólo unos días cuando tuvo que pedir disculpas al Tea Party (el movimiento ultraconservador estadounidense) después de que en el número 610 de la colección dedicada al Capitán América se cargara contra este colectivo por boca de Falcon, un superhéroe afroamericano. Cuando los conservadores (con la cadena de televisión Fox News al frente) montaron en cólera, al guionista de la historieta, Ed Brubaker, no le quedó más remedio que dar marcha atrás y eliminar la referencia para que ésta no apareciera en futuras reediciones y evitar males mayores. Así que, por ahora, el único que sigue en el paro es Spiderman o, mejor dicho, Peter Parker.

Portada de la última entrega de <i>Spiderman.</i>
Portada de la última entrega de <i>Spiderman.</i>
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS