Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EDUARDO FREILER | Proceso contra el juez de la memoria

"Hay que remover obstáculos para juzgar estos delitos"

Eduardo Freiler, presidente de la Cámara Federal de Buenos Aires, que ha sido propuesto por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón como testigo en el proceso que se sigue contra él por tratar de investigar los crímenes de la Guerra Civil, declara desde Argentina por teléfono que "los Estados deben remover los obstáculos que impidan juzgar los delitos de genocidio o de lesa humanidad".

Freiler -que fue autor de varias resoluciones en las que afirmaba que las leyes de Obediencia Debida y de Punto Final no se debían aplicar en Argentina en los procesos que persiguieron los crímenes de la dictadura militar- destaca que en su país se han rechazado las autoamnistías por la propia naturaleza de esos delitos que fueron cometidos por el régimen. Freiler agrega que la nulidad de esas dos leyes ha propiciado una decena de condenas, con implicados que han ingresado en prisión, y otros procesos más se encuentran en trámite.

Preguntado sobre la tendencia de las autoamnistías de los militares en América Latina, Freiler explica que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya estableció en el caso de la matanza de Barrios Altos, en Perú, que no es posible amnistiar ese tipo de delitos. Sobre si ese tipo de resolución sería aplicable a la Ley de Amnistía española de 1977, el presidente de la Cámara Federal de Buenos Aires afirma: "No lo podría decir".

"No sé qué postura adoptarán los tribunales españoles. Mi experiencia personal me lleva a pensar que podría serlo, pero es una cuestión que está sometida a debate internacional. Mi opinión es que el derecho penal internacional está por encima de la soberanía administrativa de los Estados, aunque hay una tendencia que lo niega", sostiene.

Respecto a su opinión sobre el proceso que se sigue en el Supremo contra el juez Garzón, Freiler afirma: "Es un proceso más dentro de un Estado de derecho. Pero yo le tengo mucha confianza al sistema democrático y creo que al final se verá la luz de la justicia. No obstante, el proceso me ha sorprendido, como a muchos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 2010