Empleados de la sección que prepara pruebas del Sergas lideran las notas

Trabajadores de Recursos Humanos encabezan las oposiciones entre miles de aspirantes

No se ha presentado ninguna denuncia formal y, en esa medida, tanto desde la Consellería de Sanidade como desde los sindicatos, los indicios de filtración de exámenes en las últimas oposiciones del Sergas, celebradas en octubre y noviembre, se desplazan al ambiente de rumorología "que sucede sistemáticamente a cada prueba de este tipo". El sindicato nacionalista CIG ha pedido al Sergas una investigación y que adopte medidas, si realmente hubo filtraciones, o que las desmienta, porque entre los aspirantes de esas pruebas "no se habla de otra cosa".

Los indicios "claros" de filtración apuntan a cuatro categorías. Los aspirantes que obtuvieron las máximas puntuaciones prestan servicios en la Dirección de Recursos Humanos del Sergas y, más concretamente, en la Subdirección Xeral, responsable de la organización de las pruebas.

Así, en la categoría de auxiliar de la función administrativa, para cuyas pruebas se matricularon 10.000 aspirantes, de los que se presentaron casi 6.000 (para 117 plazas), la segunda mejor puntuación (24,661 puntos sobre un máximo de 25) fue para Leonardo Pérez Souto, marido de la subdirectora general Rosario García Villadangos, responsable de la gestión de anteriores pruebas selectivas. El mismo Pérez Souto, ex guarda de seguridad empleado temporalmente como auxiliar administrativo de la Subdirección Xeral, quedó en cuarto lugar (con 23,250 puntos sobre el máximo de 25) en las pruebas para personal de servicios generales, con más de 13.000 aspirantes matriculados (sólo se presentaron unos 7.500) para 299 plazas.

A las pruebas para personal de enfermería se presentaron más de 5.500 aspirantes. El primer lugar, con 57 puntos sobre un máximo de 60, lo obtuvo Jesús Iglesias Castelo, que presta servicios como subalterno en la propia Dirección Xeral de Recursos Humanos del Sergas. También está empleado ahí como auxiliar administrativo José Vidal Valiñas, que obtuvo la segunda mejor nota en la categoría del grupo administrativo de la función pública.

Todos ellos tienen en común una relación directa con el departamento que organiza las pruebas y donde se imprimen y custodian los exámenes. Sanidade responde que no entra en sus planes actuar de oficio pero que tanto Recursos Humanos como el tribunal examinador están en disposición de tramitar las denuncias que se formulen "con pruebas y argumentos". De momento, no tienen noticia de que se haya presentado ninguna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50