_
_
_
_
Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

American psycho

En 1987, el gran Donald Westlake tomó como punto de partida la existencia del psicópata John List -que el 9 de noviembre de 1971 había asesinado en su casa de Nueva Jersey a su madre, su esposa y sus tres hijos- para escribir el guión de un título menor del psychothriller, que se benefició de la excelente interpretación de un actor (Terry O'Quinn) que aún estaba lejos de convertirse en el memorable John Locke de la serie Perdidos. El padrastro de Joseph Ruben se convirtió en una película algo rutinaria, pero que sabía combinar las inercias del género con algún apunte incisivo y cargado de mala idea: el psicópata como agente de la conformidad, como frustrado arquitecto de la perfecta familia americana.

EL PADRASTRO

Dirección: Nelson McCormick.

Intérpretes: Dylan Walsh, Sela Ward, Penn Badgley, Amber Heard, Braeden Lemasters.

Género: terror. EE UU, 2009.

Duración: 101 minutos.

Hollywood lleva cierto tiempo empeñado en reescribir el cine de terror de los años setenta y ochenta con resultados dispares, pero intenciones transparentes: aplicar un baño de contemporaneidad estilística y, en algunos casos, rebajar la carga transgresora de sus modelos. El padrastro, remake que firma el televisivo Nelson McCormick, no se ajusta a ese plano general: pese al papel que desempeñan los teléfonos móviles y los correos electrónicos en su trama, parece una película mucho más vieja que su inspiradora, puro celuloide de batalla cuyo público objetivo resulta toda una incógnita para este crítico.

Dylan Walsh, en <i>El padrastro.</i>
Dylan Walsh, en El padrastro.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_