El PSOE deja solo a Barreda en su petición de cambios en el Gobierno

El presidente de Castilla-La Mancha insiste: "La lealtad exige sinceridad"

José María Barreda no encontró ayer ningún apoyo dentro del PSOE en su petición de un Gobierno remodelado y con menos ministerios. Al menos no la tuvo de forma pública, porque todos los barones regionales y dirigentes socialistas que se pronunciaron sobre el asunto cerraron filas en torno al presidente Rodríguez Zapatero y frente a la propuesta del presidente de Castilla-La Mancha.

José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer viajó a Washington para participar en el Desayuno Nacional de Oración, delegó la respuesta a Barreda en el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves. Éste apeló a la condición de presidente autonómico de Barreda para recordarle que la competencia sobre la decisión de cómo y cuándo se hace un cambio de Gobierno, incluidos los ejecutivos autonómicos, es del presidente. "Eso lo sabemos todos los que hemos ejercido responsabilidades de Gobierno", remachó con un punto de ironía.

Más información
Rajoy se ve preparado para gobernar ya y reta a Zapatero a un debate
Alonso: "Zapatero por responsabilidad agotará la legislatura"

Chaves no dijo más en público. Pero tanto él como la dirección socialista estaban aún más disgustados por la inoportunidad de las declaraciones de Barreda. Mentar, como hizo el presidente de Castilla-La Mancha, la necesidad de un cambio de Gobierno cuando el Ejecutivo pasa por uno de sus peores momentos en sus relaciones con los sindicatos y en su credibilidad, por sus propuestas de reformas de las pensiones, ha provocado una reacción de cierre de filas frente al presidente socialista manchego. Su objetivo: cerrar el debate.

En Ferraz se le reprocha, además, que no expusiera su petición en el Comité Federal del pasado sábado, donde intervino.

En una línea similar a la de Chaves le contestaron socialistas de Cataluña, Andalucía, Madrid, País Vasco y Asturias, entre otros. José Montilla, máximo responsable de la Generalitat de Cataluña, pidió a Barreda que sea "respetuoso con las competencias de un presidente". Y el presidente andaluz, José Antonio Griñán, aseguró que es mejor "dejar las cosas como están".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"No es el momento"

El secretario general de los socialistas de Madrid, Tomás Gómez, declaró que él "nunca le diría al presidente del Gobierno lo que tiene que hacer con su Gobierno, porque se debe a los españoles y a los criterios que él considere como máximo responsable del Ejecutivo". El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, opinó que no es el momento de remodelar el Gabinete.

La dirección socialista reprochó también a Barreda que haya proporcionado munición al PP. Por dos veces, el Gobierno ha perdido votaciones en el Congreso en las que el PP y los nacionalistas han reclamado la reducción de ministerios.

Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, se sumó a la petición de José María Barreda para reducir ministerios y se inclinó por apoyar el próximo martes la propuesta del PP, con lo que el PSOE corre el riesgo de volver a quedar en minoría en una votación en el Pleno del Congreso.

Frente al alud de críticas de sus compañeros, el presidente castellanomanchego se ratificó ayer en sus palabras: "Quiero que todo el mundo tenga muy claro que yo soy leal con el Gobierno de España, y la lealtad implica sinceridad".

El vicepresidente Manuel Chaves y el <i>lehendakari</i>, Patxi López, antes de su reunión en Vitoria.
El vicepresidente Manuel Chaves y el <i>lehendakari</i>, Patxi López, antes de su reunión en Vitoria.PRADIP J. PHANSE

Contra Barreda

- Manuel Chaves, vicepresidente tercero: "Estos debates no sirven absolutamente para nada".

- José Montilla, presidente de Cataluña: "Hay que ser muy respetuoso con las competencias del presidente".

- José Antonio Griñán, presidente andaluz: "Mejor dejar las cosas como están".

- Tomás Gómez, líder del PSM: "No diría a Zapatero lo que tiene que hacer".

- Ana Rosa Migoya, portavoz del Gobierno asturiano: "Barreda no ha estado oportuno".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS