Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Gordillo desdeña a los poetas del 27 en su estreno literario

El pintor Luis Gordillo (Sevilla, 1934) entró ayer en una nueva faceta de su vida. El artista presentó Little Memories (Los Sentidos Ediciones), su primer libro, en su ciudad natal. Y el aire fresco que suele acompañar los estrenos se adueñó de sus palabras, que se metieron por debajo de las faldas de las convenciones. Gordillo intentó derribar mitos. Lo hizo, por lo menos, con la capacidad destructiva que puede tener la opinión de uno de los grandes artistas españoles del siglo XX.

Los dardos fueron dirigidos contra varias vacas sagradas de la generación del 27. Contra poetas como Federico García Lorca, Luis Cernuda o Rafael Alberti. "No entiendo nada de poesía. Leo a Fernando Pessoa, que me gusta mucho. Me pongo a leer la poesía española del siglo XX, y Cernuda y todas esas cosas me aburren mucho. Lo veo como cursi. Comprendo que es una barbaridad. En cambio, a Antonio Machado lo leo con gusto porque, además de un poeta, es un filósofo y dice cosas de moralidad. También me gusta Jorge Luis Borges", dijo Gordillo. "A Alberti no lo comprendo en absoluto. Incluso a Lorca tampoco le meto el diente. Soy un analfabeto poético", confesó el pintor.

Little Memories reúne textos escritos entre 1988 y 1999. Son ideas, reflexiones y tanteos. Uno de los textos dice: "a veces lo que pienso es verdadero". Otro parece un poema oriental: "los minutos me llueven / y soy desembocadura de río". Son sólo dos fogonazos que demuestran que Gordillo no tiene razón en lo que dice. Es obvio que no es un analfabeto poético.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de febrero de 2010