Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe en Haití

España propone a la UE acelerar las adopciones en curso

El Gobierno de Haití autoriza el traslado de cuatro niños a Cataluña

"Es una emoción indescriptible. Después de muchos días de lucha todavía tengo que digerir la noticia". Aurelio Márquez no podía esconder ayer su nerviosismo y, a la vez, su alegría. Como los otros miembros de las cuatro familias catalanas que estaban tramitando adopciones desde Haití, recibió al fin la noticia tan esperada: los niños podrán viajar a España. La comunicación oficial llegó pasadas las siete de la tarde. El Gobierno haitiano acordó las autorizaciones necesarias para el traslado de los menores a República Dominicana, desde donde saldrán en las próximas horas hacia España.

Se cumplió así el anuncio hecho el lunes por el Ministerio de Exteriores, que había asegurado que estaba dando todos los pasos posibles para acelerar la llegada de estos niños a España. Idéntica rapidez en la tramitación de las adopciones pedirá el lunes al Consejo de Exteriores de la UE el ministro Miguel Ángel Moratinos, según aseguró ayer la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

La propuesta se limita a los expedientes ya en curso y no tendría por qué encontrar mucha resistencia, pues otros países, como Francia e Italia, ya han anunciado que facilitarán los trámites. Para España esto no significa la reapertura de las adopciones desde Haití, suspendidas después de la crisis política que el país caribeño vivió en 2004. De hecho, las siete adopciones pendientes -tres en Murcia y cuatro en Cataluña- fueron tramitadas por las comunidades autónomas, que asumieron la competencia tras el cambio de la ley de adopciones internacionales en 2007. Pero ya ningún Gobierno regional lo permite, aunque sea una restricción que no todos comparten. "Lo que no entendemos es que si Francia puede tramitar 700 adopciones al año desde Haití, ¿por qué no puede hacerlo España?", comenta Carmen Meseguer, de la asociación 3ai, que tramitó los expedientes de las tres familias murcianas que ayer viajaron a Pittsburgh, en Pensilvania (EE UU), donde han sido trasladado los niños haitianos que pretenden adoptar. "En estos días hemos recibido 800 correos electrónicos de familias que nos piden informaciones sobre cómo adoptar en Haití y tenemos que responder que ya no se puede. Pero los riesgos que hay en Haití también los hay en otros países", añade Meseguer.

Una opinión compartida por Pilar Martín, medico de la Escuela de Medicina en la Universidad de Florida que desde hace cuatro años trabaja en proyectos de salud en Haití y colabora con un orfanato de Puerto Príncipe. "Todos los países pobres tienen problemas de garantías de protección", dice desde Miami a punto de partir hacía Haití. Lo que es cierto, según Martín, es que lo que se tiene que evitar ahora es "el éxodo masivo" de niños de los orfanatos, ya que no se dan las condiciones para saber en qué situación se encuentran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de enero de 2010