Montilla acepta la instalación del almacén nuclear en Ascó

La Ejecutiva del PSC acuerda que la planta es asunto municipal y da vía libre a su ubicación en Tarragona - Barreda y Cospedal se enrocan en su rechazo a Yebra

La Ejecutiva de los socialistas catalanes el pasado lunes fue prácticamente monográfica. Casi se consumió con la polémica de los empadronamientos de inmigrantes sin papeles en Vic. Sólo al final salió el tema del almacén nuclear, que albergará los residuos de todas las centrales españolas, y su posible instalación en Tarragona (previsiblemente Ascó, pero también en Tivissa, aunque tiene menos probabilidades).

Los socialistas catalanes decidieron dar un respaldo, aunque soterrado, a estos pueblos. Montilla declaró, como el Gobierno, que éste es un tema municipal y que la comunidad no dirá nada. Con sus socios de Gobierno (ERC e ICV) en contra, poco más puede decir de un proyecto que supondrá una inversión de 700 millones de euros y la creación de más de 300 empleos. Pero su apoyo va más allá. En Ascó, CiU gobierna con un concejal socialista imprescindible para aprobar la próxima candidatura y, previsiblemente, votará a favor.

Merindad de Cuesta Urría, en Burgos, se retira de la pugna

Más información

Montilla visitó Ascó a principios de 2008, en plena polémica por las partículas radiactivas que habían salido de la central. El alcalde, Rafael Vidal (CiU), le sondeó sobre la posibilidad de aspirar al almacén nuclear. Montilla dio a entender que avalaría la candidatura. Él fue el ministro de Industria que lanzó el proyecto en 2006, así que tampoco puede negarse abiertamente.

Previsiblemente, Ascó aprobará en pleno la semana que viene su candidatura, según fuentes del proceso. Lo hará justo antes de que se reúna en Madrid la asamblea de la Asociación de Municipios en Áreas con Centrales Nucleares (Amac), que se ha comprometido a designar y apoyar allí a sus candidatos. CiU gobierna en Ascó gracias a sus cuatro ediles y uno del PSOE, y tiene enfrente a cuatro de los Independientes, que se debaten entre el voto afirmativo o la abstención. Ascó tiene a su favor no ya sólo albergar una nuclear, sino poseer red de ferrocarril para el transporte de los residuos.

"Son los ayuntamientos los que deciden si quieren acoger este almacén", señaló ayer el consejero de Obras Públicas de la Generalitat, Joaquim Nadal, quien añadió que el Ejecutivo catalán "no avala directamente" ninguna candidatura, informa Miquel Noguer.

Los socialistas juzgan que el coste político será asumible, porque ni ICV ni ERC tienen representación en Ascó y porque creen que no habrá mucha movilización en una zona ya nuclearizada. Creen, además, que al ser un alcalde de CiU el que lo pide, la formación de Artur Mas no podrá oponerse. Vandellòs, opción barajada hace unos meses, no se presentará. Tivissa lo planea, pero lo tiene difícil: CiU gobierna en minoría e ICV es allí fuerte.

Si aprueba la candidatura, Ascó se sumará a Yebra, que ha convocado a sus ediles mañana para votar la candidatura. La mayoría absoluta del PP le dará previsiblemente el visto bueno al alcalde, Pedro Sánchez, que se enfrenta a un expediente de su partido pese a que el PP votó en el Congreso a favor del almacén. La situación es la contraria que en Castilla-La Mancha presidente, el socialista José María Barreda, se opone a que la instalación acabe en Guadalajara. También lo hace la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que ayer declaró que no quiere un almacén "ni temporal ni definitivo". Su postura, contraria a la del partido ha levantado críticas en cargos del PP que ven cómo la número dos contradice a su formación y ni siquiera logra que sus alcaldes cumplan. Ella anunció que no habría candidatos del PP.

Merindad de Cuesta Urría, en Burgos, es otro municipio nuclear (está junto a Garoña) que se interesó por el tema, pero el equipo de gobierno, del PP, sólo tiene convocado un pleno ordinario para el día 28, después de la asamblea de Amac. Merindad era el pueblo con menos probabilidades de lograr el almacén por estar sólo a unos kilómetros del País Vasco, donde levantaría mucho rechazo. Otros municipios que han planteado acudir, como Almonacid de Zorita (Guadalajara) o Fresno de Cantespino (Segovia) tienen unas posibilidades ínfimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50