Las limpiadoras 'limpiaban' los anabolizantes

Detenidas dos empleadas del 12 de Octubre por robar medicinas para venderlas

Parece que a fuerza de ver aquel armario cada día, repleto de medicinas cuyo valor en el mercado podía ser muy sustancioso, no pudieron resistir la tentación de robarlas y luego venderlas. La Policía Nacional detuvo entre el pasado sábado y el lunes a cuatro personas, dos de ellas trabajadoras de la limpieza del hospital 12 de Octubre de Madrid, acusadas de robar y traficar con fármacos de este centro. Los medicamentos eran fundamentalmente anabolizantes, para venderlos ilegalmente, presuntamente a culturistas. En la operación, revelada ayer por la policía, los agentes se han incautado de medicamentos por valor de un millón y medio de euros.

Según informó la Jefatura Superior de Policía por la mañana, los cuatro detenidos son dos mujeres y dos hombres de nacionalidad española de entre 31 y 55 años y están acusados por el momento de seis delitos de robo con fuerza, receptación y delito contra la salud pública.

El hospital afirma que las dos trabajadoras están subcontratadas a través de una empresa de limpieza que suele trabajar con la Comunidad de Madrid. "No son empleados del hospital", asegura una portavoz del centro sanitario. Este hospital tiene externalizados varios de los servicios que presta, como la cafetería y el restaurante.

El Grupo I de la Policía Judicial de la Comisaría del distrito de Usera-Villaverde comenzó la investigación el pasado mes de diciembre, cuando un responsable de seguridad del hospital 12 de Octubre de la capital avisó de varias sustracciones que se habían detectado en la farmacia del centro: hormonas del crecimiento y anabolizantes.

Los investigadores centraron sus sospechas en dos mujeres que realizaban labores de limpieza y a continuación, tras algunos seguimientos, identificaron a dos hombres que supuestamente daban salida a los medicamentos y otros efectos sustraídos. La policía montó un dispositivo de vigilancia en el hospital y en el domicilio de las investigadas y finalmente ambas fueron arrestadas momentos después de forzar un armario del hospital que contenía los citados medicamentos.

A continuación los agentes detuvieron a uno de los dos hombres supuestamente implicados en las inmediaciones de uno de los domicilios vigilados, y el cuarto se entregó a la policía al saber que le estaban buscando.

En los registros de los pisos se encontraron 138 cajas de medicamentos además de más de 150 prendas de vestir, más de 100 productos de belleza y perfumería, todos ellos sin estrenar, así como 380 piezas de bisutería, que habían sido supuestamente robados.

Todos los arrestados han sido puestos a disposición judicial y, por el momento, la policía ha esclarecido seis robos con fuerza, un delito de receptación y otro contra la salud pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50