Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yebra, en Guadalajara, primer pueblo aspirante al almacén nuclear

El alcalde, del PP, convoca un pleno extraordinario para debatir la candidatura

El Ayuntamiento de Yebra (en Guadalajara y próximo a la nuclear de Zorita) convocó ayer por la noche a sus concejales para un pleno extraordinario el jueves con un único punto en el orden del día: analizar la convocatoria del Ministerio de Industria en la que pide candidatos para albergar el futuro almacén nuclear que albergará los residuos, activos durante miles de años, de todas las centrales españolas. Previsiblemente, la candidatura del municipio se aprobará con la mayoría absoluta del PP.

El alcalde, Pedro Sánchez, del PP, ha convocado a los concejales a las 11.00. Su resolución, de un folio y fechada el viernes pasado, convoca el pleno para el "estudio y la aprobación si procede de concurrir a la convocatoria pública que mediante resolución de fecha 23/12/2010 ha efectuado la secretaría de Estado de Energía", en alusión al emplazamiento de candidatos, cuyo plazo termina a final de mes.

Dos municipios de Segovia también se interesan por la instalación atómica

Barreda considera "una torpeza" que Sebastián ningunee a la comunidad

Yebra es un municipio de unos 600 habitantes que gobierna el PP con una cómoda mayoría (cinco concejales por dos del PSOE). A sólo 12 kilómetros está la central de Zorita (clausurada en 2006), que tiene ya un almacén temporal de residuos nucleares pero al aire libre. El alcalde lleva años explicando el proyecto a los vecinos, aunque oficialmente no se pronunciaba sobre si sería o no candidato. En 2008, un grupo de mujeres del pueblo viajó a visitar el almacén nuclear holandés, que España usa como modelo.

El PP de Castilla-La Mancha, que lidera la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, ha manifestado que ninguno de sus alcaldes se presentaría como candidato pese a que el partido apoya la construcción del almacén y la prórroga de la vida de las nucleares. El partido incluso llegó a amenazar a Sánchez con expedientarlo, pero en realidad está cumpliendo con lo decidido por su partido, que en el Congreso apoyó la construcción del almacén nuclear.

El PSOE en Castilla-La Mancha destaca la incoherencia de Cospedal al no frenar al alcalde pese a que el PP en Guadalajara está en contra. El presidente autonómico, José María Barreda, insistió ayer en su rechazo a esta instalación y calificó como "una torpeza" las declaraciones del ministro de Industria, Miguel Sebastián, a EL PAIS, en las que afirmaba que "la opinión de Barreda no tiene ninguna importancia", ya que este es un tema municipal y del Gobierno. Sebastián rebajó ayer el tono de sus declaraciones. Por un lado declaró que quizá hubo una "mala interpretación" de sus palabras, pero añadió: "Todo el mundo tiene libertad para decir, pero las competencias son del Estado".

A Yebra se le sumarán probablemente otros municipios nucleares, pero también hay pueblos alejados de instalaciones atómicas que se han movido. Es el caso de Campo de San Pedro (380 habitantes), del PSOE, y Fresno de Cantespino (290 vecinos, gobernado por el PP), ambos en Segovia, que han pedido información sobre el almacén nuclear.

Fresno tiene un pleno convocado para el viernes en el que debatirá si presenta una parcela de unas 40 hectáreas que comparten ambos ayuntamientos. Fresno y Campo son dos pueblos típicos de la meseta castellana, con una población envejecida, con casas derruidas por el abandono y con perros que duermen atravesados en mitad de las calles. Los coches no les suelen molestar.

Políticamente, sería la zona menos complicada, ya que la Junta de Castilla y León no se ha opuesto y una candidatura conjunta de pueblos de PSOE y PP levantaría menos rechazos. El problema -enorme- es que muy pocos ciudadanos conocen las intenciones de sus alcaldes y no están habituados a tratar con el entorno nuclear. "O hacemos algo o esta zona se muere", resume uno de los concejales. El almacén supone una inversión de unos 700 millones de euros y la creación de más de 300 empleos. Los alcaldes acudieron el miércoles pasado a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), cuyo presidente es de Segovia.

Fuentes socialistas explicaron, sin embargo, que el líder de los socialistas en la comunidad, Óscar López, diputado por Segovia, no ve con buenos ojos la instalación del almacén allí, ya que se trata de una zona turística a 140 kilómetros de Madrid.

Pese al rechazo de Barreda, Yebra tiene posibilidades por haber recabado apoyos entre los vecinos, aunque también hay oponentes. Ecologistas en Acción cree que la candidatura fracasará y que no lo tiene que apoyar sólo un municipio sino toda la comarca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de enero de 2010