Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aragón acepta trasvasar agua a cuatro pueblos catalanes, con condiciones

El Gobierno de Aragón acordó aceptar el trasvase de agua de la cuenca del Ebro a cuatro municipios de Cataluña, pero con varias condiciones: su reversibilidad, que el volumen transferido no supere a los 0,62 hectómetros cúbicos y que no suponga merma de la reserva hídrica contemplada en el estatuto de autonomía.

Además, según detalló el Ejecutivo aragonés, el trasvase deberá ser para satisfacer las necesidades del consumo humano, y se va a exigir el mismo tratamiento para 72 localidades aragonesas que también sufren problemas de abastecimiento, sobre todo en los meses de verano. Así, solicitará a la Administración central la declaración de interés general de las obras para abastecimiento a municipios aragoneses que también vienen sufriendo restricciones de agua en análogas condiciones.

El informe, no vinculante, se refiere al proyecto de trasvase de agua del Segre, afluente del Ebro, a cuatro municipios catalanes (Forés, Les Piles, Santa Coloma de Queralt y Montmaneu) solicitado por la Agencia Catalana del Agua el pasado octubre, y se trasladará al Ministerio de Medio Ambiente, ya que le fue solicitado en cumplimiento del Estatuto aragonés.

Otra de las exigencias del Ejecutivo aragonés es la justificación específica de la necesidad del abastecimiento, así como la acreditación de que no existen otras alternativas. Por último, el suministro deberá ser transitorio y caducará conforme los municipios reciban recursos desde la demarcación hidrográfica de Cuencas Internas de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 2010