Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los republicanos piden la salida del líder demócrata en el Senado

Harry Reid hizo comentarios racistas sobre Obama en 2008

El Partido Republicano reclama la dimisión del senador demócrata Harry Reid debido a unos comentarios que considera racistas sobre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En un libro que sale hoy a la venta, el líder de la mayoría demócrata en el Senado es citado durante la campaña electoral de 2008 diciendo que Obama es popular entre los votantes porque es un negro "de piel clara" que no tiene "dialecto negro a menos que quiera tenerlo".

Reid ya ha pedido disculpas por sus palabras al presidente y la Casa Blanca ha asegurado que "el capítulo de ese libro está cerrado". Pero los republicanos ven un doble rasero y aseguran que si uno de ellos hubiera declarado algo semejante los demócratas estarían pidiendo "a gritos nuestra cabeza". "Por supuesto que hay un doble estándar", afirmó Michael Steele, presidente del Comité Nacional Republicano y de raza negra, en un programa de debate político en NBC. "Los demócratas piensan que pueden decir lo que sea y luego disculparse. Pero si es otro el que lo dice, entonces es racismo", añadió el presidente del Partido Republicano en un informativo de la Fox.

El escándalo pone en peligro reformas tan importantes como la sanitaria

Steele pidió que Reid -hombre clave del presidente a la hora de sacar adelante reformas tan importantes como la del sistema de sanidad en el Senado- abandonase su puesto. "Reid ha usado un lenguaje anacrónico que evoca otros tiempos y confirma una mentalidad que está desfasada en EE UU", insistió Steele.

Reid, de 70 años, senador por Arizona que enfrenta su reelección el próximo noviembre, hizo estas declaraciones durante una conversación privada en 2008, recogida por los periodistas Mark Halperin -de la revista Time- y John Heilemann -New York Magazine- en su libro Game Change.

El propio Steele ha sufrido el resultado de las palabras mal medidas. El domingo fue consultado en Fox por el uso en una reciente aparición televisiva del dicho "indio honesto" (honest injun, expresión utilizada para definir a alguien como muy honesto pero nada políticamente correcto), considerado despectivo hacia los indígenas estadounidenses. Preguntado sobre si sus propias palabras fueron un insulto racial, Steele dijo: "Bueno, si lo son, me disculpo por ello. No pretendían ser un insulto racial, en absoluto". Sin embargo, el líder republicano insistió en probar su teoría del doble rasero comparando la situación de Reid con las circunstancias que obligaron al líder republicano del Senado Trent Lott a dejar ese cargo en 2002. Lott alabó, en el día que Strom Thurmond cumplía 100 años, la campaña presidencial de corte segregacionista que éste llevo a cabo en 1948, y dijo que si el país hubiese votado entonces por él para la Casa Blanca "no hubiéramos tenido hoy todos estos problemas que tenemos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 2010