Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres autonomías del PP rechazan 26 millones para portátiles escolares

Madrid, Comunidad Valenciana y Murcia siguen sin acuerdo con el Gobierno - El plan para digitalizar las aulas marcará, junto al pacto educativo, el 2010

La búsqueda de un pacto por la Educación se come la actualidad del sector por la importancia que podría tener sobre un área crucial para el futuro del país, aquejada de graves problemas como el abandono escolar temprano de un 30% de los jóvenes, y carcomida muchas veces por las desavenencias políticas e ideológicas. Las conversaciones siguen en marcha, y el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, cree que el acuerdo es posible. Pero el año con el que arranca una nueva década trae consigo otras novedades educativas, como las renovadas pruebas de acceso a la universidad o la adaptación completa de los campus a un mismo esquema europeo (el plan Bolonia).

También se verá a cuántos escolares llega el ordenador portátil prometido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. De momento, Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana, gobernadas por el PP, son las únicas comunidades que no han llegado a un acuerdo con el Ministerio de Educación para desarrollar el plan Escuela 2.0. Éste prevé que en cuatro años todos los escolares de 5º de primaria a 2º de la ESO tengan un portátil, pizarras digitales y conexión wifi a Internet en todas las aulas. El Gobierno pone un dinero cada año y las autonomías han de aportar una cantidad igual. El ministerio insiste en que las comunidades que faltan pueden incorporarse al plan en cualquier momento y un portavoz de la Comunidad de Madrid asegura que las conversaciones siguen en marcha para intentar lograr el acuerdo.

Toda la oferta universitaria debe estar adaptada a Bolonia este año

Pero ya han perdido el presupuesto que el Gobierno había destinado para ellas en 2009, más de 26 millones de euros: Madrid y Valencia, con 11,1 millones cada una, y Murcia, con 3,9. Con parte de ese dinero, el Gobierno le concedió una partida extra de 21,8 millones (la misma cantidad que había recibido ya) a Andalucía, que había pedido más presupuesto para digitalizar este año dos cursos (5º y 6ª) en lugar de uno solo. Lo que aún quedaba, explica una portavoz del ministerio, se repartió, para adecuar los centros y mejorar sus conexiones, entre el resto de comunidades, incluidas Madrid, Valencia (unos 690.000 euros cada una) y Murcia (241.000).

Las tres autonomías, que recuerdan que ya tienen sus propios programas para llevar las tecnologías a las aulas, aseguran que no han firmado el convenio porque el presupuesto no llega para comprar portátiles suficientemente buenos ni para su mantenimiento. Además, quieren arrancar con planes piloto para evaluar su eficacia antes de extenderlo. El resto de comunidades, sin embargo, sí han llegado a acuerdos, y lo están poniendo en marcha, aunque con distintas concreciones: Cataluña, por ejemplo, divide el arranque entre primaria y secundaria o La Rioja lo llevará sólo a los centros que lo soliciten. El ministerio asegura que no especifica el tipo de portátiles que han de comprar las comunidades y que si éstas quieren adquirir máquinas que superen los requistos mínimos, pueden hacerlo, pero eso no supondrá que el Gobierno central destine más dinero.

Si Valencia, Madrid y Murcia se incorporan al plan se verá en los próximos meses, en los que la educación tendrá también otros importantes protagonistas.

- El pacto. Las comunidades pueden enviar hasta el próximo viernes sus propuestas de pacto al ministerio, y se discutirá un texto en una reunión del próximo 27 de enero. Además, seguirán los contactos con el PP y con la mesa social (sindicatos, patronales, padres, alumnos...).

- 28.000 plazas infantiles. El proyecto Educa3, que pretende extender la oferta pública de educación infantil hasta tres años, ha creado en 2009 24.890 plazas nuevas. En 2010 serán otras 28.000, asegura el Gobierno. El compromiso era ofrecer 300.000 nuevas plazas hasta 2012.

- Nueva Selectividad. En junio llegará la renovada Selectividad, si no prospera la petición de IU, ERC e ICV en el Congreso de retrasarla dos años. Habrá una fase general igual que siempre (lengua y literatura, lengua extranjera, historia o filosofía); después, el alumno se evaluará de la materia de su modalidad que elija y, si quiere, hará otros dos exámenes para subir nota de materias de una modalidad distinta de la estudiada. Las universidades señalarán las asignaturas valen más para entrar en una determinada carrera. IU pide la moratoria para revisar ese sistema de poonderaciones.

- Estatuto docente. Un compromiso pendiente de la anterior legislatura es la creación de una carrera profesional para los profesores de la pública. Después de dos años paradas, las conversaciones se retomaron el pasado julio y continúan ahora, en un contexto de crisis en el que sólo se puede hablar de dinero en términos de compromisos para el futuro.

- Bolonia y financiación. Las universidades trabajan a destajo para tener todas sus carreras adaptadas a Europa para el próximo curso, que empezará en septiembre de 2010. Hasta este año se había adaptado la mitad de la oferta y en estos meses habrá que transformar el resto. La promesa de un nuevo modelo de financiación universitaria también lleva atascada desde la anterior legislatura. El ministerio está ultimando su propuesta.

Puentes y convalidaciones

Varias medidas que pretenden reducir el abandono escolar flexibilizando el sistema y abriendo puentes entre todas las vías educativas han ido a parar al texto de la futura ley de Economía Sostenible. Así, su puesta en marcha dependerá de la tramitación de la norma. Un ejemplo es la idea de que los titulados en FP de grado medio se puedan sacar el bachillerato en un solo curso, en lugar de dos. Los chicos estudiarían sólo lo que se asuma que no han aprendido ya en la formación profesional.

Lo que sí puede ir más rápido, explica el director general de Formación Profesional, Miguel Soler, son las convalidaciones entre unas vías y otras: entre la FP de grado medio y el bachillerato, o la FP de grado superior y la universidad. La idea es que el trabajo hecho siempre sume. Por ejemplo, si un alumno empieza bachillerato y en primero decide pasarse a la FP de grado medio, las materias que haya aprobado se le podrían convalidar. Y lo mismo de la FP al bachillerato.

Lo que ya está en marcha es la plataforma de FP a distancia y los procesos de acreditación (exámenes en los que los trabajadores podrán convalidar su experiencia por parte de títulos de FP) arrancarán, después de varias experiencias piloto, el próximo mes de abril.

Aunque se concreten en la ley de Economía Sostenible, muchas de estas medidas ya se contemplaban en el pacto contra el abandono escolar (firmado por el Gobierno y todas las comunidades) y en el plan de reforma de la FP. Una de piezas fundamentales de esos cambios son los programas de cualificación profesional inicial (PCPI), del que este año se llegarán a ofrecer 80.000 plazas (ahora son algo más de 70.000), según prevé el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de enero de 2010

Más información