Barómetro de clima social / enero

La mayoría apoya la ley antihumo

Los menores de 35 años son más reacios a la prohibición que los mayores

El proyecto del Ministerio de Sanidad para prohibir fumar en todos los locales de ocio y restaurantes va a encontrar el apoyo decidido del 56% de los ciudadanos. En la encuesta de Clima Social de Metroscopia de enero, queda registrada también una oposición del 42% de los encuestados. Pero estas dos cifras se desglosan de forma que merece la pena resaltar. Entre los que están a favor, un abrumador 40% está "muy de acuerdo", según las respuestas modelo ofrecidas por el encuestador, y un 16% "bastante de acuerdo". Entre los que están en contra, un 11% se opone moderadamente mientras que un 31% se muestra "nada de acuerdo".

La polarización de las respuestas es evidente. Históricamente, el porcentaje de fumadores en España se sitúa en un tercio de la población (punto arriba o abajo según la época), una cifra que se parece sospechosamente a la de los que se declaran radicalmente en contra de la medida.

Más información

Metroscopia también presenta las respuestas según la sensibilidad partidista. Los dos polos están igualados en el PP (34% muy a favor y un 33% muy en contra, con otro tercio de respuestas moderadas). Los votantes del PSOE se muestran abrumadoramente partidarios de que no haya humo de tabaco en los bares.

La comparación partidista es pertinente, ya que empiezan a escucharse voces en la administración autonómica que buscan argumentos para matizar la ley. El más claro ha sido el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes (PP), quien opina que la cuestión de respirar humo en los bares pertenece al ámbito de la "libertad individual". La Comunidad de Madrid ya desactivó en la práctica la anterior ley al permitir que todos los bares pudieran decidir si admitían fumar o no. Haga lo que haga, Güemes se enfrenta a la opinión del 50% de sus votantes en este asunto.

Francia, Italia, Reino Unido o Irlanda, países que no tienen especialmente menos fumadores que España ni menos afición a los bares, han establecido ya la prohibición total de fumar en locales de ocio. La UE, actualmente presidida por España, quiere que todos los países hagan lo mismo antes de 2012.

La encuesta revela que las opiniones en este tema están radicalizadas entre los jóvenes y polarizadas al 50%. Mitad a favor y mitad en contra, con lo que entre los menores de 35 años hay menos apoyo al endurecimiento de la legislación que prepara el Gobierno.

Ficha técnica. Ámbito: nacional. Universo: mayores de 18 años. Tamaño de la muestra: 504 entrevistas estratificadas por la intersección hábitat/comunidad autónoma y distribuidas de manera proporcional al total de la región. Se aplicaron cuotas de sexo y edad a la unidad última. Error de muestreo: para un nivel de confianza del 95,5% y en la hipótesis más desfavorable, el margen de error es de +-4,5%. Método: entrevista telefónica mediante cuestionario. Trabajo de campo: 7 de enero.

A favor de más seguridad aérea, incluso "a costa de la libertad"

Ya es una realidad en Holanda y Reino Unido. Y un 67% de los españoles está de acuerdo en que se instalen en los aeropuertos escáneres corporales para reforzar la prevención antiterrorista. Ese es el porcentaje de encuestados que está de acuerdo con esta frase: "Es preferible aumentar la seguridad de los aviones aunque sea a costa de afectar en alguna medida a la libertad e intimidad de las personas".

El debate sobre ese tipo de controles de seguridad ha surgido en Europa después de que en las pasadas Navidades un joven nigeriano adiestrado por Al Qaeda en Yemen se subiera a un avión en Amsterdam con destino a Detroit (EE UU) sin que se le detectara el explosivo que llevaba adherido a una pierna. Fue un grupo de pasajeros el que evitó la catástrofe al abalanzarse sobre el terrorista cuando se disponía a activar el explosivo inyectando un producto químico con una jeringuilla.

El 30% de los encuestados por Metroscopia afirma que, "con las medidas de seguridad que hay actualmente en los aeropuertos, es suficiente y no es necesario que los pasajeros tengan que pasar por más controles que van en contra de su intimidad".

La acción de Exteriores no convence

La diplomacia española ha padecido pocas épocas de escrutinio público más intensas que los últimos seis meses, en los que se han sucedido crisis en el exterior retransmitidas al minuto y que han generado amplios debates en la sociedad. Primero fue el rescate del atunero vasco Alakrana, secuestrado durante un mes por piratas en aguas de Somalia y, casi sin respiro, le siguieron la huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar para poder volver a su país, el secuestro en Malí de tres cooperantes españoles que aún siguen en manos de Al Qaeda y la expulsión de Cuba del eurodiputado socialista Luis Yáñez justo en un momento de acercamiento diplomático.

El balance es que el 53% de los españoles está de acuerdo con esta frase, formulada por Metroscopia en su encuesta de Clima Social de enero: "La diplomacia española se ha visto desbordada por los acontecimientos y no ha sabido actuar de forma clara y eficaz". Entre los votantes del PP, suscriben esta frase el 79%.

Frente a estos, un 36% de los encuestados suscribiría esta otra opinión: "La diplomacia española ha sabido controlar bien la situación, actuando con habilidad y prudencia". El porcentaje de apoyo a esta opción entre los que afirman votar al PSOE sube hasta un 59%. En total, la mayoría está más en contra que a favor de la actividad diplomática del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50