Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENCUESTA DE METROSCOPIA PARA EL PAÍS | Barómetro de clima social / enero

El PP reina entre la desconfianza

Los populares mantienen su ventaja electoral de 3,5 - Tres ministros superan a Zapatero en valoración - Un 66%, a favor de abrir el debate sucesorio en el PSOE

El año en que España debe darlo todo para salir de la difícil situación económica arranca con una aguda crisis de confianza hacia los líderes que deben hacerlo posible. Una amplísima mayoría de la sociedad no confía en José Luis Rodríguez Zapatero ni en Mariano Rajoy, según la encuesta de Metroscopia sobre Clima Social de enero. Los dos llevan seis años dominando la política española, uno en La Moncloa y otro en la oposición. El líder del PP está mucho peor valorado que el presidente del Gobierno en todas las variables consultadas. Aun así, la ventaja electoral del PP se mantiene en 3,5 puntos porcentuales, tras recuperarse del batacazo de noviembre.

Los dos líderes no han llegado a un solo acuerdo en el ámbito económico en toda la legislatura. El año ha comenzado sin grandes disputas en la sede del PP y sin destacables meteduras de pata del Gobierno que pudieran influir en la encuesta. Aun así, Zapatero y Rajoy están en sus peores niveles de valoración. Un 52% desaprueba la gestión de Zapatero y un 68% la de Rajoy. Un 68% tiene "poca o ninguna confianza" en el presidente (hasta el 39% de los votantes socialistas lo afirma) y un 82% dice lo mismo de Rajoy. El 50% de los votantes del PP no confía en su líder. El presidente del PP aventaja en un dato al jefe del Ejecutivo: en su caso, el 63% de los españoles (y el 42% de sus propios votantes) opina que no sabe adónde va y que improvisa sobre la marcha. En el caso de Zapatero, opina eso el 73%.

El pasado noviembre, la encuesta de Metroscopia planteó un juego de combinaciones de candidatos del PP en el que Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, resultaba el cabeza de lista con más posibilidades en ese partido de ganar a Zapatero en las próximas elecciones generales. Así lo pensaban incluso los votantes del PSOE.

En esta ocasión, la encuesta plantea varias alternativas de candidatos de cara al electorado socialista. Para ello se basa en el dato de que un 66% de los ciudadanos opina que Zapatero debe abrir el debate de su sucesión como aspirante del PSOE a la presidencia del Gobierno. La mitad (49%) de los votantes del PSOE está a favor de buscar a otro líder, mientras que un 45% quiere que Zapatero se presente por tercera vez a las elecciones. El precedente lo estableció José María Aznar, quien prometió que no gobernaría más de ocho años y lo cumplió en 2004. Adolfo Suárez dimitió en 1981, Leopoldo Calvo-Sotelo nunca se presentó como cabeza de lista y Felipe González perdió las elecciones en 1996.

La encuesta plantea como hipotéticos candidatos a dos de los ministros mejor valorados, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, además de Zapatero. Confrontados con Rajoy, el único que parece a la altura según los encuestados es Rubalcaba. Sólo un 24% cree que Zapatero ganaría si se presenta de nuevo. La cifra sube al 34% si se presentara Chacón. Pero si los rivales por la presidencia son Rubalcaba y Rajoy, un 36% cree que ganaría el PSOE, un 39% apuesta por el PP y un 20% no lo tiene claro. Incluso uno de cada cinco (18%) votantes del PP, que suelen responder como un solo hombre cuando se trata de temas electorales, apuesta por el candidato socialista.

La gestión de Rubalcaba es aprobada por el 47% de los españoles, 17 puntos por encima del porcentaje de quienes la desaprueban. Todo el Gobierno ha sufrido un importante desgaste desde el pasado mayo, pero Rubalcaba es el único que mantiene casi intacto el nivel de respaldo. Chacón y Fernández de la Vega también aprueban.

El fin de la crisis, aquí más lejos

La mayoría de los encuestados ven más lejana la recuperación de la situación económica en España que el final de la crisis mundial.

Aunque el pesimismo es aún muy acentuado en ambos planos, el porcentaje de quienes estiman que falta tiempo para que empiece a mejorar la situación económica internacional (72%) es inferior al de quienes opinan que aún tardará en llegar la recuperación a España (86%). La cifra muestra una ligerísima mejora respecto a quienes compartían esa impresión hace un mes (89%). Sólo el 11% de los encuestados (tres puntos porcentuales más que en diciembre) creen que está ya cerca el final de la crisis en nuestro país.

La percepción global sobre la situación económica española nada más comenzar 2010 sigue siendo pésima (el 81% la califica de mala o muy mala), con una escasísima mejoría respecto de hace un mes (84%).

Frente a esa contundente opinión sobre la crisis, la mayoría (54%) afirma que su situación económica familiar es buena o muy buena, mientras que sólo el 17% señala que es mala o muy mala, y el 28% la cataloga de regular.

En este terreno, han mejorado sustancialmente las impresiones transmitidas por los ciudadanos en comparación con el pasado diciembre (el 38% decía que su situación económica era buena, y el 32%, mala).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de enero de 2010

Más información