El Ejército de Israel mata a seis palestinos en dos operaciones

El Ejército israelí mató ayer a seis palestinos en Gaza y en Cisjordania en sendos ataques, en la mayor escalada de violencia de los últimos meses. Las muertes se producen dos días después de que un colono israelí muriera abatido por milicianos de las brigadas de los Mártires de Al Aqsa.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, denunció ayer a través de su portavoz "el incremento de la violencia israelí en Cisjordania y en Gaza y la vuelta a la política de asesinatos, ordenados bajo falsos pretextos". El portavoz palestino, Nabil Abu Rudeina, sostuvo que los ataques demuestran que Israel "no está interesado en la paz y quiere hacer que la situación explote".

Los tres palestinos muertos en Cisjordania eran, según el Ejército israelí, milicianos a los que se acusaba de haber disparado contra un colono horas antes. Los soldados rodearon sus viviendas en la ciudad palestina de Nablus y acabaron a tiros con sus vidas.

Más información

Se trataba de milicianos de las brigadas de los Mártires de Al Aqsa, el brazo armado de Al Fatah, partido del presidente Abbas. La ONG israelí B'tselem ha pedido una investigación sobre los hechos.

Unas 10.000 personas asistieron ayer al entierro de los milicianos en Nablus, donde muchos comerciantes cerraron las tiendas en señal de protesta.

Una portavoz militar israelí aseguró que tres de los otros palestinos muertos pretendían entrar en Israel desde la Franja de Gaza. Según la versión de Hamás, se trataba de tres civiles que recogían chatarra en una zona industrial cerca de la frontera israelí.

El incremento de la violencia se produce en un momento de relativa calma en la zona y en el que Washington trata de lanzar una nueva ronda de negociación entre palestinos e israelíes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de diciembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50